Posts Tagged ‘huesos’

Los negadores de la Ciencia

6 marzo, 2015

LOS NEGADORES DE LA CIENCIA
—————–
Los argumentos actuales contra los avances de la ciencia van desde el peligro de construir robots, aumentar la inteligencia artificial IA, los peligros de seguir investigando los genes, de comer organismos modificados geneticamente, de crear armas geneticas, etc. etc. etc. Todos los argumentos valen, al igual que ocurría con los religiosos del pasado, que esgrimían la biblia y el látigo enfadado del ser supremo, para entorpecer los avances cientificos. A ellos no les gusta aceptar que somos primates definidos por un código genético, al igual que los robots actuales que fabrican autos, que son maquinas que estan manejadas por un programa o software instalado en una computadora o chip. Por algún motivo esto les lastima el ego y manifiestan que no puede ser que tengamos estos antecedentes tan humildes: venir de un mono y tener un cerebro defectuoso es terrible para ellos, que sueñan con dioses y poderes divinos. Si aceptamos la realidad, la pregunta de si existen hombres malos, tiene una respuesta simple, al igual que preguntarse si se puede eliminar la agresión innata existente.
——–
Claro que se puede hacer y en unos pocos años se hará, a pesar de toda la oposición de los que hoy son miopes acerca de las ventajas que nos traerá como sociedad humana, todos estos cambios. Es probable que, tal como predicen algunos hombres lúcidos sobre estos temas, en 2025 ya podamos copiar nuestro defectuoso cerebro a una computadora y es probable que ello se pueda hacer en un simple y viejo CD de 650 MB de capacidad, pues el cerebro humano, tiene sólo un poco más de desarrollo que el cerebro de un chimpance.
———
Por algún motivo, la gente se siente incluso agredida ante estos razonamientos, pues estas ideas nos coloca en un humilde lugar dentro de las especies animales existentes en el mundo. Estas ideas que van corroborando todos las investigaciones y descubrimientos que se producen en la ciencia, nos obliga a abandonar las histericas ideas mágicas de poderes antinaturales y designios divinos y eso, al parecer, nos pone locos. Pues, en realidad no deberíamos preocuparnos mucho por esto. Resultó al final, mucho mejor la realidad que estos inventos, pues nosotros, los humildes primates, podemos cambiar las cosas!. Es algo terriblemente optimista esta versión y mucho más justa que la versión religiosa.
———-
Luhan Yang, reclutada por Harvard en Pekín y que tuvo un papel clave en desarrollar la tecnología para editar ADN llamada CRISPR-Cas9, ha fundado una empresa llamada eGenesis para hacer ingeniería genética con los genomas de cerdos y ganado vacuno, introduciendo genes beneficiosos y editando los perjudiciales. ¿Algo de todo esto se puede hacer a los seres humanos?. Por supuesto que se puede. La línea germinal (en biología el óvulo y el esperma) que forma el embrión, pueden editarse y asi se podrían eliminar los genes con enfermedades y pasar esos cambios genéticos a las generaciones futuras, librarnos de azotes como la fibrosis quística. También se podrían instalar genes que ofrecen protección de por vida contra las infecciones, el Alzheimer y posiblemente que los efectos del envejecimiento. Pero habrá que luchar un poco contra todos esos grupos que se oponen a los avances cientificos con argumentos, religiosos o ambientalistas o grandes catastrofes.
———–
Para evitar los embates de estas organizaciones, el sistema es tan preciso que se espera que se convierta en un nuevo método para crear terapias genéticas para quienes sufren enfermedades. La idea es que los médicos puedan corregir directamente un solo gen con fallos, por ejemplo en las células sanguíneas de un paciente con anemia falciforme. Asi, este tipo de terapia genética no afectaría a las células germinales que tanto indigna a los opositores y los cambios en el ADN no se transmitirían a las generaciones futuras. Una decena de países, entre los que no se cuenta Estados Unidos, han prohibido la modificación genética de la línea germinal y sociedades científicas en todo el mundo han concluido de forma unánime que sería demasiado arriesgado hacerlo. La convención sobre derechos humanos y biomedicina de la Unión Europea afirma que modificar el patrimonio genético sería un crimen contra “la dignidad humana” y los derechos humanos. Pero todas estas declaraciones se hicieron antes de que fuera factible cualquier tipo de ingeniería de precisión sobre la línea germinal. Ahora, gracias a CRISPR, es posible.
———–
CRISPR se descubrió hace apenas tres años pero los biólogos ya lo usan de forma generalizada como una especie de herramienta de búsqueda y reemplazo para alterar el ADN, incluso alteraciones de una única letra. La corrección de genes en el caso de enfermedades hereditarias graves será ampliamente aceptada por el público, pero más allá de eso la tecnología producirá un clamor popular porque “todo el mundo querrá un niño perfecto” y podría conducir a la posibilidad de escoger el color de ojos y, con el tiempo, la inteligencia. Estas son cosas de las que siempre hablamos. Pero nunca habíamos tenido la posibilidad de hacerlo, como existe ahora. El sistema CRISPR incluye una enzima que corta los genes y una molécula guía que se puede programar para atacar combinaciones únicas de las letras del ADN: A, G, C y T. Al introducir estos ingredientes en una célula cortan y modifican las letras deseadas.
———
Y para darle una idea a usted de donde nos encontramos en todo esto, digamos que en las reuniones de grupos que se conocen como grupos “transhumanistas”, que son las personas a las que les interesan los próximos pasos en la evolución humana, se muestra una diapositiva en la que aparecen listadas las variaciones naturales de alrededor de 10 genes que, cuando la gente nace con ellos, les dan cualidades extraordinarias o bien una resistencia a una enfermedad. Una hace que los huesos humanos sean tan duros que rompen un taladro quirúrgico. Otro cambio reduce drásticamente el riesgo de sufrir infartos. En las investigaciones de islandeses hallaron que una variante del gen para la proteína precursora amiloidea, o APP, se logra la protección contra el Alzheimer, pues las personas que la tienen nunca sufren demencia y siguen estando lúcidos hasta muy avanzada edad. Muchos creen que CRISPR se puede usar para tener genes mejores, que funcionaran como vacunas, no contra virus, sino contra las enfermedades genéticas más comunes.
———
Mientras tanto, los huesos del pasado siguen apareciendo y ratificando todo esto, de lo importante de seguir adelante. Es interesante saber que ya Sarmiento, cuando estaba en Chile, conoció a Darwin en su viaje por el pacifico. Intercambio ideas con él y estuvo completamente de acuerdo con su idea de la Evolución del hombre a partir del mono. Este encuentro fue escrito por él y también por Darwin, años despues. Observemos que un sanjuanino, hace 170 años, ya había comprendido la realidad de la teoria de Darwin, y usted hoy, esta dudando aún de toda su evidencia. De nada sirvieron todos los avances desde esa fecha a hoy para usted, pues sigue en el mundo falaz que se opone a la realidad.¿Cuál sospecha usted que es la causa de esto?.
———–

Grupo en facebook: https://www.facebook.com/groups/novedadescientificasmedicas/

REF

See on Scoop.itNovedades Cientificas y Médicas

Sedentarismo nos hizo perder hueso

13 enero, 2015

En comparación con nuestros parientes vivos más cercanos, los chimpancés, así como a nuestros antepasados humanos extintos, los humanos son los únicos que…

Source: www.infosalus.com

EL SEDENTARISMO NOS HIZO PERDER DENSIDAD OSEA
———————-
Nueva investigación muestra que los esqueletos humanos modernos evolucionaron en su forma ligera hace poco tiempo, después del inicio del Holoceno hace unos 12.000 años e, incluso, más recientemente en algunas poblaciones humanas. El trabajo, basado en imágenes de alta resolución de las articulaciones de los huesos de los humanos modernos y los chimpancés, así como de fósiles de especies extintas muestra que durante millones de años los humanos extintos tenían alta densidad ósea hasta un descenso dramático en los humanos modernos recientes por un cambio hacia una vida más sedentaria.
———————
Publicado esta semana en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, los resultados de este trabajo revelan una mayor disminución en la densidad de las extremidades inferiores que en la de los miembros superiores, lo que sugiere que la transformación puede estar ligada a un cambio de los seres humanos a partir de un estilo de vida de búsqueda de alimentación a un una agricultura sedentaria. Este es el primer estudio que muestra que el esqueleto humano tiene una densidad sustancialmente menor en las articulaciones que en todo el esqueleto, incluso en los antiguos agricultores que trabajaban activamente la tierra, señala Brian Richmond, autor del estudio, conservador en la División de Antropología del Museo Americano de Historia Natural y profesor de investigación en la Universidad George Washington, Estados Unidos.
——————
“Nuestro estudio muestra que los humanos modernos tienen menos densidad ósea que la que se ve en las especies relacionadas y no importa si nos fijamos en los huesos de las personas que vivían en una sociedad industrial o poblaciones agricultoras que tenía una vida más activa. Ambos tienen mucha menor densidad ósea”, plantea Habiba Chirchir, autora principal del artículo e investigadora postdoctoral en el Museo Nacional del Instituto Smithsonian de Historia Natural, que inició el trabajo en la Universidad George Washington con Richmond. “Lo que queremos saber ahora es si esto es una característica humana temprana que define anuestra especie”, añade.
—————–
Para nuestra sorpresa, a lo largo de nuestro pasado profundo, vemos que nuestros ancestros y parientes humanos, que vivían en ambientes naturales, presentaron un hueso muy denso. E incluso los primeros miembros de nuestra especie, que se remontan a hace 20.000 años más o menos, poseían huesos que eran casi tan densos como se ha visto en otras especies modernas“, señala Richmond. “Pero esta densidad cae drásticamente en tiempos más recientes, cuando empezamos a utilizar las herramientas agrícolas para cultivar alimentos y establecernos en un lugar”, agrega. Esta investigación proporciona un contexto antropológico a las enfermedades óseas modernas como la osteoporosis, una patología que debilita los huesos y que puede ser más frecuente en poblaciones contemporáneas, debido en parte a los bajos niveles de actividad de caminar.
—————-

See on Scoop.itNovedades Cientificas y Médicas

A %d blogueros les gusta esto: