Posts Tagged ‘guerra de malvinas’

Otra lección de la historia

29 diciembre, 2012

Según los documentos desclasificados en Inglaterra, relacionados con la guerra de malvina, ahora los argentinos, podemos desayunarnos sobre que pasó y como fue. Algo que se nos ha hecho costumbre esto de, enterarnos por otros medios, dados que nuestros periodistas y políticos, nos mantienen en una constante oscuridad informativa, en estos temas. En los días que siguieron a la ocupación militar argentina de las islas Malvinas, el 2 de abril de 1982, la primera ministra británica Margaret Thatcher barajó la posibilidad de llegar a un acuerdo que evitara la guerra , dejando el archipiélago bajo administración de Naciones Unidas, para más adelante otorgarle la independencia. A más de 30 años del conflicto, la confirmación de estas evaluaciones se conoció con la desclasificación por parte del Archivo Nacional británico de más de 3.500 documentos secretos sobre la guerra.

———————————

Esto significa simplemente, que de haber tenido mejores políticos en nuestro país, las Malvinas serían argentinas hace mucho tiempo ya: es una verdadera muestra de lo mal que elegimos y manejamos nuestro país los argentinos. Los documentos secretos sobre la guerra detallan los esfuerzos de mediación del secretario de Estado norteamericano Alexander Haig, en el sentido de negociar con argentina. Confirmamos que no sorprendimos a nadie, pues la inteligencia inglesa estaba muy por delante de nuestros políticos y militares. Los británicos habían hecho planes de contigencia un mes antes del ataque argentino y el 26 de marzo el Ministerio de Defensa presentó a Thatcher un plan para impedir una invasión a gran escala.  Ante el Comité, Thatcher insistió que nunca tomó seriamente esta posibilidad. “Vuelvo a recalcar que pensé que sería absurdo y ridículo que invadieran las Falkland, no pensé que fuera a suceder. Sin embargo uno debe tener siempre planes de contingencia y poco después ocurrió el incidente de Georgias del Sur”.

——————————-

Dice el documento: “El presidente Reagan dijo que los Estados Unidos consideraban imperativo que el Reino Unido esté preparado para hablar antes que los argentinos fueran forzados a retirarse”. Y agrega: “Como el Reino Unido tiene ahora ventaja militar debería plantear el acuerdo ahora ”. Los temores británicos eran el peligro de una 2º invasión argentina, pero el tema principal estaba vinculado con los deseos de los isleños. Las propuestas que ellos barajaban eran: una autoridad interina (con presencia argentina y garantía de Estados Unidos, luego reemplazada por otros países después de la decisión de Washington de apoyar militarmente a Londres), darse un plazo breve para discutir sobre la soberanía, a fines del año 1982 a lo sumo julio de 1983.

Presionada por Estados Unidos que buscaba una solución pacífica, Thatcher estuvo dispuesta a negociar. “La retirada de las fuerzas argentinas se podría haber asegurado sin necesidad de acción militar . Argentina hubiese ganado representación en una comisión provisional y un acuerdo para la realización de negociaciones que decidieran el status definitivo de las islas antes de fin de año, dijo. Y agregó: “Repugnante como era que el agresor gane algo con su agresión, parecía un precio aceptable a pagar ”. Hasta el 12 de abril, Thatcher consideraba “aceptables” y “defendibles ante el Parlamento” los puntos de un acuerdo propuesto por Haig, como la creación de un período provisional y la desmilitarización.

——————————

Las cosas empezaron a cambiar cuando Londres consideró “decepcionantes” los resultados de las conversaciones de Haig en Buenos Aires con los militares y politicos argentinos, y luego cuando los británicos toman posesión de las Georgias del Sur, el 25 de abril. Pese a todo, tras la guerra Tatcher decía estar dispuesta a “considerar un cambio” y creía que “el futuro probablemente reside en un acuerdo sin soberanía británica o argentina, sino alguna forma de independencia o cuasi-independencia de las islas ”, afirmó.

La guerra de Malvinas

11 febrero, 2012

La guerra de las Malvinas, fue una locura militar argentina llevada a cabo en 1982 por una Junta militar, que puso en evidencia varias cosas interesantes: a) el desconocimiento del mundo que existía en nuestros militares, clase politica y periodismo y opinión pública en general b) lo fácil que es manejar esta opinión pública cuando se manejan los medios y se apelan a viejos prejuicios, como son el patriotismo y el nacionalismo c) la inexistencia que tenía el país de una clase politica medianamente lúcida, asi como de un periodismo medianamente serio y objetivo.

—————————————

Si bien todo el mundo le da la razón a los argentinos en relación a la soberania de las malvinas, es claro que no aprueban las formas y maneras usadas por los politicos argentinos para recuperarlas, los que resultan hasta irritativos para el 1º mundo. En este sentido, el hecho de que Argentina ha declinado hasta pertenecer al 3º mundo, tambien ha hecho que los habitantes de las islas no deseen para nada una administración nuestra de las islas, lo cual les representaría bajar bastante sus niveles de vida actuales. Entre los soldados argentinos, quedó claro que la diferencia entre la preparación y equipamiento de ambos ejercitos era muy grande. Los ingleses estaban bien comandados, bien alimentados, bien equipados y nosotros eramos un desastre en las 3 áreas.

————————————–

La respuesta popular al acto de declararle la guerra a Inglaterra fue inmediata. La Plaza de Mayo se pobló esta vez  de intelectuales prestigiosos y críticos que marcharon junto a los militares haciendo alarde de todo el nacionalismo local. Saltaron, amenazaron y entonaron a coro “el que no salta es un inglés”. El mismo estribillo que  recrea hoy Moreno en una bandera que cuelga de sus oficinas , y vivaron al general alcohólico. Porque la patria es lo primero. Condenada desde el principio a la derrota, la guerra se perdió. Sus estrategas condujeron a la muerte a una respetable cantidad de jóvenes argentinos de clase media  y baja.

—————————————-

UN POCO DE HISTORIA

Las islas estaban deshabitadas cuando fueron descubiertas por exploradores europeos, pero hay diversas hipótesis que atribuyen el descubrimiento o visita de las islas a: Esteban Gómez en 1520. En 1600 un marino holandés, Sebald de Weert, visitó fehacientemente las islas. En enero de 1690 el inglés John Strong habría llegado a las Islas y llamó al paso “Falkland Channel”. Las visitas británicas provocaron fricciones con España y en 1740 se produjo un enfrentamiento armado sin un claro vencedor. En 1764 el conde francés Louis Antoine de Bougainville estableció Port Louis en la isla Soledad y tomó posesión de las islas en nombre del rey de Francia. Ante la protesta española, en 1766 Francia accedió a evacuarlas y reconoció la soberanía española, En 1811 las Malvinas fueron evacuadas por los españoles, quedando desiertas hasta 1820. En 1820 el gobierno de Buenos Aires envió una fragata a tomar posesión de las Malvinas, como sucesión de España. Desde 1823 concedió a Luis María Vernet la explotación de recursos de las islas. El 10 de junio de 1829 se creó la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas con asiento en la isla Soledad y jurisdicción en las islas adyacentes al cabo de Hornos. El 30 de agosto de 1829 Vernet fundó Puerto Luis.

El 2 de enero de 1833 llegó la fragata de guerra británica HMS Clio, al mando del capitán John James Onslow, quien comunicó al jefe argentino que iba a reafirmar la soberanía británica y retomar posesión de las islas en nombre del rey de Inglaterra. El capitán de la goleta Sarandí, José María Pinedo, no se consideró en condiciones de resistir y optó por embarcar a sus hombres y retornar a la Argentina. Al día siguiente desembarcaron las fuerzas británicas, izaron su pabellón y arriaron el que había dejado Pinedo, tomando posesión de las Malvinas. Tras 149 años de administración británica ininterrumpida, fuerzas militares argentinas invadieron y ocuparon las Malvinas el 2 de abril de 1982. El gobierno británico respondió con el envío de una fuerza naval que desembarcó seis semanas más tarde y después de duros combates forzaron la rendición argentina el 14 de junio de 1982, restableciendo la administración británica sobre las Malvinas. Las islas Malvinas tienen un clima marítimo subantártico, con una temperatura máxima promedio en enero de 12,8 °C, y en julio es de cerca de 3,9 °C. Más de la mitad del año los días son lluviosos. Tiene una población de 2913 según Censo del 2001.

En 1987 el gobierno británico de las islas empezó a vender licencias de pesca a compañías extranjeras dentro del área de pesca exclusivo de las Malvinas delimitado por el Reino Unidom, totalizaron más de US$ 40 millones al año. El langostino forma el 75% de la pesca recogida y actualmente las islas se autofinancian excepto para la defensa. Se hallan rodeadas por el mar epicontinental que Argentina denomina mar Argentino, a 464 km al este del continente. La soberanía de las islas Malvinas ha estado en conflicto entre el Reino Unido y la República Argentina desde 1833. Para la ONU, la soberanía, tanto de las islas como de sus espacios marítimos circundantes, está en litigio aunque, hasta que ambas partes resuelvan el contencioso, permite que continúe la administración local en manos del Reino Unido, para quien las Malvinas constituyen un Territorio de Ultramar. Desde la guerra de 1982, el Reino Unido y los isleños rechazan cualquier negociación sobre la soberanía de las islas. Para la Organización de Estados Americanos (OEA) la denominación usada oficialmente en español es “Islas Malvinas” y en inglés “Malvinas Islands”. En las Naciones Unidas, desde el 18 de marzo de 1966 la denominación usada en español es “Islas Malvinas (Falklands)” y en inglés “Falkland Islands (Malvinas)”

El jefe de policía local, el británico Barry Marsden dice que sólo hay tres prisioneros y todos ellos están encerrados por delitos sexuales contra menores. La condena mayor es de 13 año por abusar sexualmente de un niño. Los otros dos, tienen penas de prisión de 5 y de 4 años, respectivamente. La policía suele lidiar con pobladores borrachos a la salida de los pubs y conductores ebrios. También hay denuncias por cheques sin fondos. No se registran asesinatos desde hace décadas, ni tampoco hubo accidentes de tránsito mortales. Ellos acostumbran no sólo a dejar sin llave sus autos, sino que tampoco cierran las puertas de sus casas.

A %d blogueros les gusta esto: