Posts Tagged ‘celulas madres’

Células madres: novedades

19 septiembre, 2012

Creo que la cosa empieza con el concepto, con la idea de que en el embrión, en cada una de las células del embrión estaba escrito el libro de la vida. Ahí estaba toda la información necesaria para construir cualquier órgano. Entonces, cuando en el año 1998 Thomson consigue cultivarlas y crecer una línea celular a partir de células del embrión, pues todo el mundo dice, bueno, pues estupendo porque a partir de ahora le daremos las órdenes suficientes y seremos capaces de construir un hígado o un páncreas que fabrica insulina o un riñón, es decir, los órganos que se nos van deteriorando a lo largo del tiempo, a lo largo de la vida del ser humano.

La cuestión es que cuando empezamos a trabajar con las células de Thomson, a principios del 2000-2001, pues veíamos que no podíamos salir del laboratorio. No podíamos por dos motivos. El primero es porque sistemáticamente formaban tumores en nuestros animales de experimentación.
———————————–
Yo creo que, de momento, a lo que vamos a ir es a intentar dialogar con la célula. Nosotros trabajamos muy juntos, muy juntos, científicos básicos y científicos clínicos. El otro día en una reunión que teníamos, que teníamos que plantear nuevas líneas, yo les dije: “mira, a mí hacedme una célula que sea más eficaz y que tenga más reprise porque éstas tardan demasiado tiempo en curar las heridas de mis pacientes. Necesito que cambiéis, que introduzcáis alguna variable en esa célula, que seamos capaces de dialogar con la célula para que haga un poco más lo que yo quiero y es que curen y que sean capaces de hacer más rápidamente los puentes necesarios para que las heridas cojan fortaleza y mis enfermos no fracasen”.
———————————-
En el año 2002, salió un paper en “Nature”, que firmaba Catherine Bercel, una investigadora de Minnesota en la que decía que en la médula ósea, en la médula ósea del ser humano, encontraba unas células que se parecían mucho a las células embrionarias con las que estábamos trabajando. Hasta el año 2007, se trabajó mucho en partenogénesis y en métodos alternativos a partir de óvulos. Óvulos de vaca, óvulos…, en fin, la imaginación se nos despertó a todos buscando mejores fuentes celulares y peleando por encontrar sobre todo la célula de origen embrionario ideal porque sería la célula de la que podría salir todo pero en el año 2007 hubo otro cambio de paradigma increíble que fueron los experimentos de Yamanaka… En Japón. Entonces, Yamanaka demostró que a partir de cualquier célula del individuo adulto, tocando sólo tres o cuatro genes se podía hacer que esa célula volviera a tener las características de cuando era un embrión. Verdaderamente es un cambio de paradigma que nos dejó a todos fuera de…, vamos. Hoy en día, se conocen como la células de Yamanaka y se llaman “células pluripotenciales inducidas”, IPS las llamamos en castellano.
———————————

Revierten diabetes en ratones

Científicos de la Universidad de British Columbia han logrado invertir la tendencia de diabetes en los ratones utilizando células madre. El artículo publicado en la revista Diabetes allana el camino para un tratamiento efectivo de esta enfermedad que afecta a casi uno de cada cuatro personas en muchos países desarrollados y en vías de desarrollo.

—————————

La investigación es la primera en mostrar que los trasplantes de células madre humanas puede restaurar con éxito la producción de insulina y revertir la diabetes en los ratones. Fundamentalmente, se vuelve a recrear el “circuito de retroalimentación” que permite a los niveles de insulina subir o bajar de forma automática sobre la base de los niveles de glucosa en la sangre. Después del trasplante de células madre, los ratones diabéticos fueron destetados de la insulina, un procedimiento diseñado para imitar las condiciones clínicas humanas. Pasados tres a cuatro meses más tarde, los ratones fueron capaces de mantener los niveles saludables de azúcar en la sangre, aun cuando eran alimentados con grandes cantidades de azúcar. Las células trasplantadas retiradas de los ratones después de varios meses tenía todas las marcas de las células normales pancreáticas productoras de insulina.

———————————

Los estudios se realizaron en ratones diabéticos que carecían de un sistema inmune que funcione adecuadamente que de otro modo habría rechazado las células humanas. Según los autores ahora es necesario poder descubrir una forma adecuada de proteger las células del ataque inmunológico de modo que el trasplante en última instancia, se puede realizar en ausencia de cualquier inmunosupresión. Aunque los trasplantes experimentales de las células pancreáticas sanas procedentes de donantes humanos ha demostrado ser eficaz, el tratamiento está severamente limitado por la disponibilidad de los donantes.

———————————-

Corazón rejuvenecido con células madres

El tejido dañado y envejecido del corazón de unos pacientes ancianos con insuficiencia cardíaca fue rejuvenecido por las células madre modificadas por los científicos. La investigación publicada en la Revista del Colegio Americano de Cardiología fue presentada en las Sesiones Científicas 2012 de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y podría algún día conducir a nuevos tratamientos para pacientes con insuficiencia cardíaca.

Teniendo en cuenta que los pacientes con insuficiencia cardíaca suelen ser personas mayores, sus células madre cardíacas no son muy saludables Estos científicos modificaron estas células madre mediante una biopsia y las rejuvenecieron. Es decir, como volver atrás el reloj para que estas células pueden volver a prosperar.

Las células madre humanas modificadas ayudaron a la señalización y a la estructura de las células del corazón, en los pacientes de edad avanzada. Los investigadores modificaron las células madre en el laboratorio con PIM-1, una proteína que promueve la supervivencia celular y el crecimiento.

Las células se rejuvenecieron cuando la actividad de las células madre modificadas mejoró la actividad de una enzima llamada telomerasa, que alarga la longitud del telómero. Los telómeros son “topes” en los extremos de los cromosomas que facilitan la replicación celular. El envejecimiento y la enfermedad resultan cuando los telómeros se rompen.

Según este trabajo las células madre se pueden utilizar para contrarrestar el proceso de envejecimiento de las células cardíacas causadas por la degradación de los telémetros.

La técnica de aumento de longitud de los telómeros y la actividad, así como el aumento de la proliferación de las células madre cardíacas son pasos vitales en la lucha contra la insuficiencia cardíaca.

La modificación de la edad de las células humanas cardiacas de los pacientes de edad avanzada se suma a la capacidad de las células para regenerar el músculo cardiaco dañado, por lo que la ingeniería de células madre es una opción viable según los autores para el tratamiento de numerosas enfermedades cardiovasculares.

———————————–

Las células adultas reprogramadas permitieron una mejor regeneración ósea

Investigadores de la Universidad de Michigan han demostrado que una superficie especial libre de contaminantes biológicos, permite a las células madre adultas modificadas desarrollarse y transformarse en múltiples tipos de células. El éxito de estas terapias con células madre es un paso más para probar los poderes de las células regenerativas

En este caso las células óseas que crecieron en esta superficie luego fueron trasplantadas a unos agujeros en los cráneos de los ratones, produciendo cuatro veces más crecimiento del hueso nuevo que en los ratones sin las células óseas adicionales.

Para lograr esto retrocedieron el reloj biológico de una célula adulta y mediante la reprogramación genética, lograron que se comporta como una célula más primitiva. En concreto, convirtieron células adultas de la piel humana en células madre.

Menos de cinco años después del descubrimiento de este método, los investigadores todavía no saben exactamente cómo funciona, pero el proceso implica la adición de proteínas que pueden convertir y desactivar los genes de las células adultas.

Previamente estos científicos habían desarrollado superficies adecuadas para el crecimiento de las células madre embrionarias. Ahora, en este artículo demuestran que la superficie del polímero también puede apoyar el crecimiento de las células madre inducidas más prometedores médicamente, manteniéndolos en su alto potencial activo. Para demostrar que las células podían transformarse en diferentes tipos, el equipo las convierteron en grasa, cartílago y células de la médula ósea.

Luego, probaron si estas células podría ayudar al cuerpo a hacer las reparaciones. En concreto, repararon los agujeros de 5 mm en los cráneos de los ratones. Los débiles sistemas inmunológicos de los ratones no atacar a las células óseas humanas, permitiendo a las células ayudar a llenar el agujero en el cráneo.

Después de ocho semanas, los ratones que habían recibido las células óseas tenían 4.2 veces más cantidad de hueso nuevo, así como los inicios de cavidades de la médula. El equipo pudo demostrar que el crecimiento de hueso extra provino de las células añadidas, ya que era de hueso humano.

En el futuro, el equipo desea explorar el uso de su gel para hacer crecer células madre y células especializadas en diferentes formas físicas, tales como una estructura similar al hueso o una microfibra neuronal.

————————————–

Descubierta la clave para obtener células madre de la sangre como fuente de trasplantes

Investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona han descubierto la función de una proteína, llamada b-catenina clave para la obtención de células madre de la sangre como fuente de los trasplantes. Estas células, también denominadas hematopoyéticas, se utilizan como fuente de los trasplantes que forman parte de las terapias contra diferentes leucemias. Los resultados obtenidos abren la puerta a producir estas células madre en el laboratorio y, así, mejorar la calidad y cantidad de estas intervenciones, permitiendo que, en un futuro, los pacientes sin donantes compatibles puedan beneficiarse de ello.

El estudio, realizado junto con el Erasmus Medical Center Stem Cell de Rotterdam y publicado en la revista ‘Journal of Experimental Medicine’, ha analizado una cadena de reacciones moleculares que se producen dentro de algunas células del embrión y que intervienen en la creación de células madre hematopoyéticas.

“Nuestro estudio contribuye a descifrar el código que hace que una célula precursora, que sólo se encuentra en el embrión, se convierta en célula madre hematopoyética. Para que esto suceda, la proteína b-catenina se debe activar durante un tiempo y con una dosis determinada”, ha explicado la jefa del grupo Células Madre y Cáncer del IMIM y responsable de la investigación, Anna Bigas.

Esta proteína también juega un papel fundamental en las células que originan y mantienen algunas leucemias: “Los paralelismos entre las células madre normales y las leucémicas nos demuestran que las vías moleculares que regulan las dos poblaciones son las mismas. Por ello, nuestro hallazgo nos ayuda a entender el origen de estas enfermedades”, ha argumentado Bigas.

Hospital del Mar de Barcelona

Aparte de las células madre embrionarias, cada órgano del cuerpo tiene otro tipo de células madre que tienen la capacidad de regenerar todas las células del tejido específico.

Sin embargo, sólo se forman en el periodo embrionario y se mantienen el resto de la vida; las células madre hematopoyéticas corresponden a la sangre y, cuando son trasplantadas, dan lugar a todas las células de este tejido.

Actualmente, los trasplantes de estas células están condicionados a la disposición de donantes compatibles y, sin embargo, todavía hay un porcentaje elevado de pacientes sin donantes y que, por tanto, no pueden someterse a esta intervención. Los resultados de este artículo sientan las bases para que en el futuro, estos enfermos puedan beneficiarse de una fuente de células madre hematopoyéticas generadas en el laboratorio a partir de células embrionarias compatibles o de otros tipos de células propias expresamente transformadas.

———————————-

Ratones inyectados con células madre son más saludables y longevos

Publicado en 11 January 2012

Los ratones con una enfermedad de envejecimiento prematuro que fueron inyectados con células madre similares a las células progenitoras derivadas de los músculos parecían haber tomado un sorbo de la fuente de la juventud. Esto fue lo que encontraron científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh. Es decir, en lugar de progresar en la enfermedad y morir c0mo los ratones no tratadas, los animales que tenían las células madres progenitoras mejoraron su salud y vivieron dos o tres veces más de lo esperado.

—-

se les inyectó células madre progenitoras de los ratones jóvenes y saludables en el abdomen a los ratones con progeria de 17 días de edad. Por lo general los ratones progeria mueren alrededor de los 21 a 28 días de edad, pero los animales tratados vivieron mucho más tiempo, algunos incluso han vivido más allá de 66 días. También los ratones se encontraban en mejor estado de salud general.

A medida que avanza la edad en los ratones con progeria, se pierde masa muscular en sus extremidades traseras, se encorvan, presentan temblores y se mueven lentamente y con dificultad. Los ratones afectados que recibieron el disparo de las células madre justo antes de mostrar los primeros signos de envejecimiento fueron como los ratones normales, y crecieron casi tan grande. Un examen más detallado mostró un crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el cerebro y el músculo, a pesar de que las células madre progenitoras no se detectaron en los tejidos. Esto es curioso teniendo en cuenta que las células no emigran a los tejidos en particular después de la inyección en el abdomen.

Esto lleva a pensar que las células sanas segregan factores para crear un ambiente que ayuda a corregir la disfunción actual en la población de las células madre del tejido nativo y de los ancianos.

Estos resultados sugieren que podría ser posible algún día prevenir las caídas biológicas asociados con el envejecimiento mediante la entrega de una inyección de vigor juvenil, sobre todo si las proteínas específicas de rejuvenecimiento o moléculas producidas por las células madre podrían ser identificadas y aisladas.

Células madre sept 2011

2 septiembre, 2011

posible tratamiento de la esclerosis múltiple con células madre, a fin de establecer si éstas pueden detener e incluso revertir los daños provocados en el sistema nervioso por esta enfermedad.tomarán células madre de la médula ósea de los pacientes, después las tratarán en laboratorio y las volverán a inyectar en el torrente sanguíneo, según los detalles del ensayo divulgados en el Reino Unido.

—————————————-

Células madre para desentrañar los misterios del Parkinson

La enfermedad de Parkison es el más frecuente de los trastornos neurodegenerativos. Se caracteriza por una pérdida progresiva de neuronas productoras de dopamina en la sustancia negra y la aparición de acumulaciones proteicas que se depositan en las neuronas formando estructuras que se denominan cuerpos de Lewy.

“La tecnología de las iPS tiene el potencial de revolucionar nuestra compresión del Parkinson, porque ofrece la oportunidad de generar y estudiar células afectadas (por este trastorno) directamente de pacientes. Este enfoque ya ha sido utilizado para generar modelos celulares de diferentes trastornos neurológicos: esclerosis lateral amiotrófica, Parkinson esporádico, atrofia muscular espinal y disautonomía familiar”

El estudio, realizado por investigadores de universidades de Edimburgo y Londres, utilizó células de la piel de un paciente con un tipo de Parkinson que progresa rápidamente y que puede diagnosticarse a los 30 años.

—————————————-

celulas madres para tratar la lumbalgia

En el tema de las células madre son muchas las promesas y pocas las realidades en torno a sus resultados y aplicación en la salud humana.hay pocas terapias que, utilizando esta técnica, consiguen demostrar su eficacia en los pacientes. Una de ellas, aunque todavía en fase experimental, es la realizada por investigadores de la Red de Terapia Celular (Red TerCel) del Instituto de Salud Carlos III y que ha mostrado su éxito en el tratamiento del dolor crónico de espalda.

En España, el dolor lumbar es la segunda causa de baja laboral y es responsale de la pérdida anual de 700.000 jornadas de trabajo,En toda la UE, se estima que existen unos 67 millones de personas afectadas por este problema, de las cuales cinco son españoles. Buscando una alternativa a este tratamiento, invasivo y costoso, para paliar el dolor lumbar, se ha llevado a cabo un trabajoEl ensayo, publicado en la revista ‘Transplantation’, ha sido realizado con 10 participantes a los que se les extrajo, mediante punción en el hueso iliaco de la cadera, una pequeña cantidad de médula ósea. Tras separar, cultivar y expandir las células durante unas tres o cuatro semanas, se les inyectó unos 2 cc de células madre mesenquimales (unos 20 millones de células) en el disco, mediante control radiológico.

a los seis y 12 meses se realizó una resonancia magnética para visualizar el aspecto del disco. “Lo que hemos observado en nueve de los 10 pacientes es una mejora drástica del dolor y de la discapacidad y una mejora discreta del agua que contiene el disco. Además de estos 10 casos, la terapia se ha probado con otros 20 pacientes de forma compasiva, es decir, ante la inexistencia de un tratamiento eficaz para el problema lumbar la Agencia Española del Medicamento ha aprobado su uso para estos enfermos.

—————————————-

Incyl trabaja con células madre para regenerar daños cerebrales

Descubrir la capacidad de regeneración que tiene el cerebro ante enfermedades neurodegenerativas y su tratamiento con células madre es uno de los objetivos que tiene la investigación que realiza el grupo de José Ramón Alonso Peña en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León.El trabajo persigue conocer las posibilidades que existen de revertir las pérdidas neuronales en zonas concretas del cerebro causadas por trastornos del desarrollo como el autismo, agresión por tóxicos o uso de drogas y enfermedades neurodegenerativas como la ataxia cerebelar o la enfermedad de Alzheimer.

Actualmente este grupo trabaja con distintos grupos de ratones con problemas cerebrales. “Son líneas específicas de animales que criamos nosotros porque no existen en otros laboratorios de Europa”, comenta Alonso.A esos ratones les suceden cosas “por su patrón genético”. “Por ejemplo, una pérdida de células de Purkinje, algo que cuando le pasa a una persona se va quedando progresivamente en una silla de ruedas. Al ratón le pasa algo parecido, empieza a andar mal y se va quedando inmóvil, hasta el punto de que tenemos que acercarle la comida a la boca porque es incapaz de encontrarla y moverse hacia ella”, explica el investigador.Al mismo tiempo, esos ratones sufren pérdidas de otro tipo de neuronas. “Algunas nos dan claves en sistemas sensoriales como el olfato, que a nosotros nos puede interesar menos, pero para un ratón, que hace mucha vida en la oscuridad y lo encuentra casi todo por el olfato, es su sistema de relacionarse y conseguir información”, comenta, antes de añadir que también existe una pérdida de fotorreceptores de la retina. “Hay unas zonas concretas donde en periodos muy determinados por un tema que estamos analizando molecularmente, neuronas muy concretas empiezan a morir“, revela.

La investigación está encontrando “cosas llamativas porque parece que son sistemas de corrección del ADN. El sistema de reparación de los genes empieza a funcionar mal, se acumulan los fallos y cuando la célula está en una situación insostenible se autodestruye por apoptosis o muerte celular programada”, explica.

Todas estas investigaciones están permitiendo a este grupo aprender sobre las diversas fases previas a la neurogeneración. “Estamos desentrañando mucho sobre cómo son los cambios que están sucediendo en una neurona afectada y nuestro trabajo abrirá ventanas a nuevos desarrollos farmacológicos que puedan ayudar a detener o ralentizar la muerte neuronal”, asegura José Ramón.

Han sacado una patente, propiedad de la Universidad de Salamanca. “Ahora podemos saber qué célula va a morir en un estadio muy temprano, cuándo está todavía funcionando bien. Eso nos permitirá que cuando un químico o un farmacéutico tengan una molécula que crean que puede ser un neuroprotector en enfermedades como la de Párkinson o de Alzheimer, nosotros la podamos probar en nuestro sistema. De esta manera, hemos creado una plataforma biológica para la prueba de fármacos para las enfermedades neurodegenerativas”, explica.

La última parte de la investigación se centra en saber qué ocurre cuando el cerebro ya ha perdido la neurona. “Queremos conocer cómo se reorganiza el cerebro. Por eso, utilizan células madre para ver si pueden sustituir, con un trasplante, a las perdidas, como ya ocurre en otras partes del organismo. Este equipo ha creado sus propias células pero el problema era localizar en el animal receptor a la célula que se trasplantaba. “Lo estamos solucionando con tres trucos, como implantar células de machos en hembras y buscar el cromosoma Y o utilizar como donante un ratón con una proteína fluorescente que brilla bajo una luz concreta”, narra Alonso.

————————————–

estudio británico demuestra la existencia de células madre cardiacas

Ahora, científicos británicos han desarrollado un método para producir ‘reservas’ que sustituyan a las células muertas en un infarto y junto con las sanas puedan ‘jugar el partido’ igual que antes. Este trabajo, que es portada de la revista ‘Nature‘, de momento sólo ha probado su éxito en ratones, pero es un gran paso para abrir la puerta a nuevas terapias.

Desde que se sabe que existen células madre en diferentes partes del cuerpo humano, los especialistas en cardiología han desarrollado numerosos estudios con dos objetivos. El primero es demostrar que también en el corazón existen esas células, capaces de convertirse en cualquier otro tipo celular. Por otro lado, también buscan una forma de utilizarlas como terapia para regenerar el tejido cardiaco. En definitiva, se persigue un método eficaz y seguro que transforme esas células primarias en nuevos componentes del músculo cardiaco que puedan restablecer la función de la zona infartada.

En primer lugar, inyectaron una molécula llamada timosina beta 4 en corazones sanos de ratones adultos. Posteriormente, los investigadores volvieron a inocular dosis de recuerdo de la molécula en los ratones que sufrieron un infarto. Esta sustancia desencadenó la activación de las células madre del epicardio que comenzaron a transformarse en nuevas células del músculo cardiaco y a integrarse con el resto de compañeras sanas del músculo cardiaco.

Este trabajo ha demostrado un posible método para reparar corazones dañados por un infarto y podría tener un mayor impacto en futuras terapias orientadas a tratar la insuficiencia cardiaca”, explica el catedrático Paul Riley del Instituto de Salud Infantil del UCL y principal autor del estudio que cuenta con el patrocinio de la Fundación Británica del Corazón.

—————————————

Adelantos medicos

13 agosto, 2011

¿Cuáles han sido los grandes hallazgos médicos?
Las últimas décadas del siglo XIX, junto con el nacimiento de la revolución industrial y el respeto al pensamiento mas racional y cientifico,  dieron origen al desarrollo de la medicina actual. A finales del siglo 19 Luis Pasteur, Robert Koch y Joseph Lister demostrarán inequívocamente la naturaleza etiológica de los procesos infecciosos mediante la teoría microbiana. Esto llevó a la esterilización de los instrumentos en el quirofano, al lavado de manos antes y despues de los medicos, disminuyendo las muertes por infecciones. 

—————————————

Antes de eso, los medicos recetaban hasta veneno para curar ciertas enfermedades (?). Ahora en el 2011 nos hallamos en buen momento y al ritmo actual, la etapa dorada de la medicina podría estar a la vuelta de la esquina. No hay duda es de que estamos en camino hacia logros importantes: la Genética, la manipulación genética, la nanomedicina, y los avances en el conocimiento del cerebro están abriendo ante nosotros un panorama que puede cambiar el curso de la medicina tal como la conocemos.

—————————————

Hay una revolución en las técnicas laparoscópicas que combinan una cámara de vídeo con un diminuto instrumento que se introduce en el organismo a través de pequeñas incisiones y han aportado indudables ventajas (la coledocolitiasis consigue extraer cálculos biliares y extirpar la vesícula sin abrir el abdomen). El boom de la cirugía estética donde el mecanismo de actuación de las microcápsulas de colágeno es sencillo y similar al botox: el organismo, al notar un cuerpo extraño en su interior, lo encapsula, generando de esta manera una ampliación del volumen que rellena la arruga.

En prótesis mamarias, las más utilizadas son las de silicona y ya es posible elevar el pecho sin cicatrices mediante implantes retromusculares cuyo efecto persiste a largo plazo. El llamado láser de diodo se está confirmando como el de mayor eficacia para una depilación más duradera.

En Gastroenterología los Antibióticos para las úlceras gástricas producidas por el germen helicobacter pilori, obtuvo éxitos notables, una semana de antibióticos acaba con el germen. En genética la Clonación animal de la oveja Dolly en 1995 nacía en Edimburgo. En el 2000 se anuncia al mundo que se había completado la decodificación del genoma humano, lo que nos dará una posibilidades de desarrollar mejores terapias y una medicina predictiva.

————————————-

La recuperación de la médula espinal con celulas madres ha sido acogida con júbilo: por primera vez se ha conseguido que ratas parapléjicas con la médula espinal seccionada vuelvan a caminar. Los experimentos comenzarán a realizarse de forma inmediata con primates y si los resultados son satisfactorios se probarán en seres humanos. Se confirma la regeneración de las neuronas en los adultos: Voluntarios norteamericanos de 80 ó incluso 90 años manteniéndose en buen estado de salud, no sufren ninguna pérdida significativa de neuronas con motivo de la vejez.

El trabajo del doctor Goldman, de cultivar en el laboratorio, células precursoras de las neuronas abre posibilidades con el Alzheimer, el Parkinson o la esclerosis múltiple.

La resonancia magnética y la tomografía por emisión de positrones han revelado diferencias estructurales y funcionales entre los cerebros de los dos sexos: responden de distinta manera ante los estímulos. En Oftalmología la revolución del láser hizo que miopes, hipermétropes y astigmáticos se despidan de las gafas, gracias al láser Excímer en intervenciones que no superan los diez minutos, La Facoemulsificación fue un adiós a las cataratas y no se necesitan puntos de sutura: en apenas 30 min es posible recuperar la visión casi de manera inmediata.

———————————

En Odontología la revolución fue en la restauración, con canillas y coronas de porcelana más estéticas que las tradicionales de metal y porcelana, con tratamientos cada vez más rápidos y los Implantes oseointegrados haciendo buenos adelantos.

La suposición de que los cerdos transgénicos podrían ser los donantes de organos ideales sufrió un serio revés en el momento en que se descubrieron indicios de que los retrovirus porcinos son capaces de infectar las células humanas. En la actualidad se están realizando trasplantes de órganos de cerdo a primates y se ha conseguido superar el llamado rechazo hiperagudo con supervivencias de un mes en trasplantes de riñón y corazón. Pero ha surgido un nuevo inconveniente: el rechazo vascular agudo, otra barrera que exigirá nuevos estudios.

El AB-180, es un corazón artificial que tiene un tope de vida de 3 semanas, pero creen poder conseguir modelos que duren años y solucionen la escasez de órganos donados. España cuenta ya con su primer prototipo de hígado artificial probado con éxito en cerdos e idem EE.UU.

Células-madre: afirman que en breve serán manipulables, y recordemos que recien en 1998 se logró aislarlas y cultivarlas. En fase experimental está el tratamiento de niños enfermos de leucemia y anemia aplásica que en Estados Unidos, Israel e Irlanda del Norte comenzaron a recibir en 1994 trasplantes de células sanguíneas procedentes del cordón umbilical de sus hermanos recién nacidos, con un 72% de reacciones favorables.

Proteínas morfogenéticas creadoras de hueso: su problema es que son fácilmente absorbidas por el organismo y necesitan un vehículo adecuado que evite su desaparición. Conseguir el vehículo perfecto es el campo de batalla en estos momentos. EE.UU. y Holanda comenzaron las primeras pruebas clínicas con inyecciones de osteoinductores proteínicos a mediados de los 90 pero faltan más ensayos antes de poder emitir una valoración concluyente.

Nanorobots y biochips: conseguir pequeños robots microscópicos capaces de circular en el interior del cuerpo sigue en marcha. Capaces de disolver coágulos o extraer tumores dicen estar a punto de lograrlo. El Instituto Tecnológico de Massachusetts ha desarrollado un microchip que  insertado en la piel liberaría hasta treinta sustancias terapéuticas, y tambien hay otros que se perfilan como excelentes instrumentos de diagnóstico. El Cóctel anti-VIH. desde 1996 hizo al Sida una enfermeda crónica y se anuncia una nueva generación de pastillas más potentes y sencillas mientras prosigue la investigación de la vacuna.

————————————-

Un nuevo tratamiento para la leucemia abre esperanza hacia una posible cura, y convierte a las células del propio paciente que siguen la pista de los asesinos y destruyen las células cancerosas. Se lo he probado sólo en tres pacientes hasta ahora, pero los resultados fueron notables. Dos pacientes parecen libres de cáncer un año después del tratamiento, y el tercer paciente todavía tiene cáncer, pero se mejora. En la actualidad, la única esperanza para la cura es la médula ósea o de células madre, que no siempre funciona y puede ser fatal. Ahora quieren probar la técnica de terapia genética en la leucemia relacionada con el cáncer, así como el de páncreas y cáncer de ovario. Otras instituciones están estudiando la próstata y el cáncer cerebral. “Esta es una forma de lo que yo llamaría terapia personal final”

——————–

Ahora está claro que la esclerosis múltiple es principalmente una enfermedad inmunológica y otro estudio, publicado en la revista PLoS Genetics, reveló que muchos genes vinculados a la EM se encuentran también en otras enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Crohn, la psoriasis, el lupus y la diabetes tipo 1. Eso significa que si los médicos pueden tratar con éxito una de estas enfermedades, que podrían revelar cómo tratar a los otros.

Células madre ago 2011

3 agosto, 2011
Por: Dr. Claudio Chillik

En los últimos 10 años las células madre devinieron protagonistas indiscutidas dentro del campo de la medicina tanto por algunos tratamientos ya en implementación como por los resultados alentadores que vienen arrojando las múltiples líneas de investigación que hay actualmente en desarrollo. Estos trabajos proponen buscar una cura para enfermedades a las que hoy la ciencia no da salida. La esperanza radica en que la medicina regenerativa que se basa en el uso de células madre ofrezca al menos una mejoría a los pacientes que las padecen.

En Argentina hay varios bancos de criopreservación de células madre obtenidas del cordón umbilical que ofrecen a los padres la posibilidad de guardarlas para el eventual uso en el futuro del recién nacido del cual fueron obtenidas o de un familiar compatible. También existe un banco público en el Hospital Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires para aquellos padres que desean donar la sangre del cordón para un tercero que lo necesite en caso de ser compatible. Lamentablemente, hoy el 99% de los cordones umbilicales y placentas de niños que nacen en el país son desechados sin preservar las células madre contenidas en ellos, descartando así un valioso recurso tanto para el niño como para la comunidad. 

En todo el país existen más de 20.000  muestras de sangre de cordón umbilical ricas en células madre criopreservadas en estos bancos. Pero es importante generar conciencia para aumentar esa cifra y lograr un reservorio que en el futuro salvará más vidas gracias al desarrollo de la medicina regenerativa.

Las protagonistas

Las células madre son un tipo especial de células que tienen la capacidad de replicarse por sí solas y diferenciarse para producir cualquier tipo de moléculas especializadas de un organismo adulto.

Existen dos clases de células madre y su diferencia reside en el momento del ciclo de vida en que son extraídas para su preservación o uso. Ellas son las células madre embrionarias, que son extraídas de un embrión de no más de seis días de existencia, son las más indiferenciadas y tienen una mayor capacidad de división celular; y las células madre adultas que a su vez pueden ser hematopoyéticas (obtenidas de la médula ósea o recolectadas de la sangre del cordón umbilical y la placenta tras el nacimiento) y las obtenidas de otros tejidos como el tejido adiposo, piel, etc.

La célula madre “ideal” es aquella que es joven, sana y del propio individuo por estar su  aplicación exenta de riesgos de rechazo;  la que es obtenida del cordón umbilical reúne estas características además de no tener cuestionamientos éticos ya que son partículas que, de no ser preservadas,  serían descartadas junto con la placenta. De hecho es preciso generar conciencia para que cada vez más familias preserven esas células ya sea para uso propio o donándolas.

Su uso actual

Hoy en día las células madre hematopoyéticas son utilizadas como fuente de trasplante de médula ósea para diversas enfermedades sanguíneas, inmunológicas y otras  Si bien el empleo en tratamientos para otros tipos de enfermedades es reciente, los resultados son muy alentadores en el uso y aplicación en afecciones cardíacas y para regeneración de hueso y cartílago. Su uso para el reemplazo de otras células o tejidos tales como tejido nervioso para enfermedades neurológicas, células del páncreas en casos de diabetes y regeneración de la córnea en algunos cuadros de ceguera sigue en fase experimental.

Mientras los científicos avanzan en sus investigaciones, el camino es trabajar en conjunto el sector público y privado para informar a la sociedad sobre los avances en investigación y el creciente valor que las células madre tendrán en un futuro no muy lejano de modo de lograr que sean más quienes decidan no descartar las células madre de sus hijos al nacimiento y en cambio guardarlas para que su hijo o familiar cuente con una herramienta adicional para luchar contra una serie de enfermedades o donarlas para que una persona compatible que las necesite se beneficie con el uso de las mismas. 

Qué sabe de células madre

31 mayo, 2011

Para ver el video: http://www.rtve.es/television/20110121/redes-como-curan-celulas-madre/396840.shtml

Veamos como curan las celulas madres
Eduard Punset:
Parkinson, Alzheimer, la verdad es que cuando miramos lo que nos ocurre con estas enfermedades, nos desesperamos a veces porque tenemos la impresión de que son demasiado complejas para que un fármaco pueda servir. Y empezamos a tener, tal vez estimulados por lo que vosotros nos estáis diciendo, empezamos a creer que sería mejor curar con células vivas, o sea, porque la célula tiene una vida mucho más activa y es portadora de más contactos. ¿Por qué, por qué estamos convencidos de esto y es verdad que va a ocurrir esto?
Damián García Olmo
No sé, bueno, Eduardo, yo creo que la idea de curar con células es una idea revolucionaria y es una idea pura del siglo XXI, digamos, la posibilidad de utilizar un medicamento vivo es algo que nace con el siglo, ¿no?, con el siglo en el que estamos, ¿no?, y la idea de decir: “voy a poner un organismo vivo que te pertenece, o sea, que está en un sitio, voy a ponerlo a trabajar o voy a ser capaz de darle las órdenes necesarias como para que trabaje en el sentido de regenerarse o de ayudar a regenerar a otros órganos”, esta idea nos fascina.
Eduard Punset:
O sea que la idea era, si tenías un problema del corazón, le metías unas células vivas allí, regeneraban…
Damián García Olmo
Las ponías a trabajar, a trabajar y a reconstruir. Yo creo que uno de los primeros experimentos de terapia celular moderna son del año 2001-2002 en el ser humano y, ya digo, la idea era decir: “pues, ala, que regeneren”. Y se creó el término de “medicina regenerativa” pero, verdaderamente, es un término más utópico que real porque en este momento no hemos conseguido que las células regeneren prácticamente nada. Pero hemos avanzado mucho en aprender cómo funcionan las células y qué ocurre cuando las cambiamos de sitio y las ponemos en un sitio distinto y queremos que hagan algo, pero no lo hacen, pero hacen otra cosa que nos puede venir bien, un efecto terapéutico que nos puede venir bien, estas cosas.
Eduard Punset:
¿Ah sí? O sea, vamos a ver, yo recuerdo, tal vez de hace diez años, que se hablaba mucho de las células madre embrionarias, es decir, se sacaban de un embrión y eran estas células las que iban a transformar a las otras células en el sentido que nosotros queríamos. Y resulta que descubristeis muy rápidamente que casi no podíais hacer nada con estas células madre embrionarias, es decir que, antes de que ellas se dispararan para hacer un músculo o para hacer una neurona o lo que sea, producían anormalidades. ¿Es así?
Damián García Olmo
Creo que la cosa empieza con el concepto, con la idea de que en el embrión, en cada una de las células del embrión estaba escrito el libro de la vida. Ahí estaba toda la información necesaria para construir cualquier órgano. Entonces, cuando en el año 1998 Thomson consigue cultivarlas y crecer una línea celular a partir de células del embrión, pues todo el mundo dice, bueno, pues estupendo porque a partir de ahora le daremos las órdenes suficientes y seremos capaces de construir un hígado o un páncreas que fabrica insulina o un riñón, es decir, los órganos que se nos van deteriorando a lo largo del tiempo, a lo largo de la vida del ser humano. La cuestión es que cuando empezamos a trabajar con las células de Thomson, a principios del 2000-2001, pues veíamos que no podíamos salir del laboratorio.No podíamos por dos motivos. El primero es porque sistemáticamente formaban tumores en nuestros animales de experimentación.
Eduard Punset:
Crecían demasiado…
Damián García Olmo
No tenían inhibición por contacto.
Eduard Punset:
¿Inhibición, dices?
Damián García Olmo
Inhibición por contacto. El organismo de los seres vivos, tiene la forma que tiene porque las células se autoregulan, una y otra saben hasta donde han de llegar… Van tomando decisiones sobre hasta donde deben… Y se comunican.
Se van comunicando, hay un diálogo… ¿Y qué ocurre con las células tumorales o qué ocurría con las células embrionarias? Que pierden esta inhibición por contacto. Se desregulan y no obedecen a las órdenes del entorno, entonces, se hacen como muy egoístas y crecen solas.
La célula embrionaria está ideada o tiene las órdenes necesarias para crecer en un entorno muy especial, que es el entorno del embrión, vamos a llamarle muy regulado. Y además estas células tienen que estar trabajando en un entorno del útero, el útero del mamífero superior es algo que no se ha podido imitar. Nadie ha podido crecer un embrión de mamífero fuera de un útero.
Eduard Punset:
¿No? ¿Se ha intentado?


Damián García Olmo
Sí, se ha intentado y hasta la saciedad. En animales, en roedores, en mamíferos inferiores, en mamíferos superiores y hasta el momento nadie ha podido crecer un embrión fuera del útero de una hembra, es decir, no ha sido posible. Entonces, estas células están programadas para crecer muy bien en ese entorno perfectamente regulado. En cuanto se les saca y se les pone en un entorno distinto, enloquecen y crecen sin control.
Eduard Punset:
¿Ah sí? ¿Y cuál ha sido entonces el gran descubrimiento desde que os distéis cuenta de que era muy difícil trabajar con las células madre embrionarias? O sea, alguien descubrió, me parece, corrígeme, por ahí, que con las células adultas, o sea que ya habían crecido, se podía también hacer la mayor parte de las cosas que hacíais con las embrionarias…
Damián García Olmo
En el año 2002, salió un paper en “Nature”, que firmaba Catherine Bercel, una investigadora de Minnesota en la que decía que en la médula ósea, en la médula ósea del ser humano, encontraba unas células que se parecían mucho a las células embrionarias con las que estábamos trabajando.
Eduard Punset:
¿Pero que eran adultas?
Damián García Olmo
Pero eran obtenidas de un individuo adulto. Y además se parecían mucho y hacían cosas muy parecidas. Se comportaban de una forma muy parecida en el sentido de que una célula de la médula podía fabricar una neurona o podía fabricar hueso o podía fabricar… Entonces este descubrimiento fue algo clave para los clínicos porque enseguida vimos que esas células que se describieron en 2002, que estas células que se llamaron por el debate ético que hubo, “células madre adultas”, estas células tenían inhibición por contacto, ya no enloquecían…
Y además las podemos sacar del propio sujeto enfermo”. Pues claro, si yo voy a utilizar una célula embrionaria para tratar, voy a tener un problema de rechazo igual que pasa con los trasplantes. Tengo que utilizar inmunosupresores, teóricamente, ¿no?, si no hubieran provocado tumores, ¿no? Hubiera necesitado utilizar inmunosupresores; sin embargo, si yo puedo obtener la célula del propio individuo enfermo…
Eduard Punset:
Y multiplicarla luego…
Damián García Olmo
Y crecerla, como llamamos nosotros, crecerla en el laboratorio, tantas veces como yo quiera, pues las barreras se me han caído, no forma tumores y encima de todo no hay ningún problema de histocompatibilidad o de compatibilidad entre el donante y el receptor porque es el mismo sujeto, ¿no?, con lo cual a partir de ese momento, a partir del año 2002, un gran número de científicos clínicos internacionales comenzamos a trabajar en utilizar células para curar. Éste fue el cambio.
Eduard Punset:
Y en esto, en esto es en lo que en España constituimos una especie de avanzadilla científica, o sea, estamos realmente en la vanguardia, ¿no?. ¿A qué se ha debido el que estuviéramos…?
Damián García Olmo
Yo creo que una circunstancia…, en España hay una comunidad científica muy importante…
Eduard Punset:
A pesar de que no hubo una revolución científica decimos, ¿no?
Damián García Olmo
Sí, pero yo creo que en España quedó una buena escuela de bioquímica, una buena escuela de biología celular. Y yo creo que la comunidad científica, de pronto, se dio cuenta de que era un nuevo producto terapéutico, que era algo en el que podían… Y en ese dinamismo, tuvimos la suerte, yo creo, de que se fundó un grupo en el Instituto Carlos III, que es la Red Tercel, de terapia celular española, una red en la que nos unimos los básicos y luego nosotros, los clínicos, cirujanos, médicos internistas o gente que está trabajando con pacientes. Entonces los clínicos lo que hicimos fue intentar transferir el conocimiento de nuestros laboratorios a nuestros pacientes.
Eduard Punset:
¿Y en Estados Unidos entre tanto, por ejemplo, lo digo porque allí es la madre de la ciencia, ¿no?, y han gastado tantísimo dinero… En este tema de las células madre, había ciertos problemas de tipo…
Damián García Olmo
Ellos tuvieron un enorme conflicto sobre todo en la campaña de Bush y Kerry… Tuvieron un enorme conflicto y se planteaban conflictos éticos con las células madre. Pero eran conflictos falaces, no tenían ningún sentido y eran conflictos de biopolítica, no eran conflictos científicos. Nosotros, científicamente, no podíamos usar las células embrionarias…
Eduard Punset:
Porque producían tumores.
Damián García Olmo
No entendía yo esta discusión entre Bush y Kerry, que luego se trasladó a toda la campaña europea. En el laboratorio nos quedábamos estupefactos cuando veíamos que discutían por algo que no tenía discusión. En ese momento, científicamente, sólo se podían utilizar las células madre derivadas de sujetos adultos por su estabilidad, vamos a llamarle, ¿no? Pero, bien, discutieron sobre esto y entonces tuvimos todos la sensación de que América se quedaría atrás.
Y Europa, en aquel momento, en el año 2002-2003, empezó con muchísima fuerza; sin embargo, el potencial investigador de Estados Unidos hace que en este momento de los tres mil ensayos clínicos que hay en el mundo con células madre, casi 2.300 o 2.400 están en Estados Unidos.
En España, tenemos 27 activos que están muy bien, 27 ensayos clínicos activos utilizando células madre y en Europa, pues eso, seremos 400 o 500 ensayos.
Eduard Punset:
Ahora me gustaría hablar un poquito de una cuestión en la que sois, vamos estáis a la cabeza, pero en donde todavía utilizamos a la célula como un fármaco, ¿no? Y estoy hablando de las famosas fístulas en la parte rectal del organismo humano pero también con posibilidades de ampliar algún día esto, y me corriges, a cosas cardíacas o a ictus cerebrales, ¿no? Vamos a ver: ¿en qué ha consistido el gran paso adelante que habéis dado en la utilización de células madre adultas no para transformar a otras células sino para curar, sencillamente, fístulas?
Damián García Olmo
Sí, esto ha sido, digamos, todo el trabajo durante los diez últimos años. Nosotros quisimos aprovechar nuestro conocimiento del grupo de investigación básico clínico para transferirlo a la clínica. Yo dirijo un grupo de cirujanos y uno de los problemas centrales de la cirugía es la cicatrización. Los pacientes que van mal en cirugía es porque fracasa su cicatrización. Y no tenemos ningún control sobre ese procedimiento. Nosotros operamos a un paciente o un cirujano junta los tejidos, da puntos y espera siete días a ver si han pegado o no han pegado pero no tenemos ningún control efectivo sobre esto y lo que sí que sabemos es que la cicatrización comienza con la llegada masiva de estas células, justamente al foco clave o al punto clave de cicatrización.
Entonces, la hipótesis de partida del año 2001 era: “muy bien, ya sabemos manejar estas células; estas células son seguras. ¿Qué ocurriría si pusiéramos un plus celular, si pusiéramos más células allí de una forma artificial, que nosotros cogiéramos las células de un sitio, las creciéramos y cogemos 100.000 y fabricamos 60 millones y las ponemos allí, ¿esto mejoraría la cicatrización? Ésta fue la hipótesis de partida. Entonces, cuando uno tiene una idea sobre esto, tiene que acudir a los entes reguladores para que nos den permiso para hacerlo, ¿no? Y esto está perfectamente reglamentado en el mundo occidental. Tú no vale que tengas una idea, vayas a un paciente y se lo pongas, esto no funciona así.
Eduard Punset:
Tienes que haber probado que no le va a causar daño.
Damián García Olmo
Exacto. Tienes que hacer un ensayo clínico en fase 1, luego un ensayo clínico en fase 2 y luego un ensayo clínico en fase 3 con una regulación muy estricta: el estándar desde que uno tiene la idea hasta que se llega al final suelen ser 14 o 15 años. Entonces, nosotros comenzamos ahí. Lo de las fístulas fue porque buscamos un buen banco de pruebas, es decir, donde hubiera una buena relación riesgo-beneficio y donde pudiéramos ver, crear el peor escenario de cicatrización, para ver si en el peor escenario funcionaba porque si funciona en el peor escenario, funcionará luego en muchos sitios. No hay sitio peor en el organismo para cicatrizar que…
Eduard Punset:
Que el recto este…
Damián García Olmo
No hay peor sitio. No hay sitio más sucio… Ni más húmedo ni nada. Y entonces, después de darle muchas vueltas y muchas reuniones, hombre, uno entiende que son enfermedades con muy poco glamour, ¿no?, pero realmente se trataba de una enfermedad que podíamos intentar curar y si mejoraba, mejoraría mucho nuestro paciente concreto pero serviría de mucha enseñanza para el resto de los pacientes y el resto de las patologías, ¿no?
Eduard Punset:
He leído en algún sitio, bueno, en todas partes, que el tema empieza con una liposucción. O sea vosotros habéis descubierto que estas células están en la grasa del paciente, una cosa increíble.
Damián García Olmo
Sólo se habían descrito células madre adultas en la médula ósea. Pero apareció un trabajo de Jussi Lane en el que decía que también había células como las que se habían descrito en la grasa. Bueno, hoy en día sabemos que están en todos los tejidos.
Pero, entonces, para un cirujano, la grasa es una cosa muy accesible. Entonces, dijimos, pues ahí está. Éste es el punto, ya tenemos una fuente celular inagotable, y además en el mundo occidental. Hay una gran cantidad de grasa, todo el mundo tiene pues un poquito de grasa que puedas coger.
Eduard Punset:
Una vez extraídas las células éstas, las poníais en un…
Damián García Olmo
En una estufa…
Eduard Punset:
Y allí se multiplicaban… Habíais casi prometido que para el 2011 esto ya se podría hacer, ultimada la tercera fase, ¿no? ¿Dónde estáis en esto?
Damián García Olmo
La fase 3 se terminó en julio del 2010. Y los resultados se han liberado el 18 de octubre del 2010. Los resultados son excelentes, que eso es lo que permite el uso clínico, y son excelentes en cuestión de seguridad y son excelentes en cuanto a lo que las células han dado de sí. Sin embargo, no han sido mayores que un fármaco comparador. En este caso era una fibrina que utilizábamos para rellenar las fístulas, que era un tratamiento clásico que habitualmente funcionaba en un 20% de los pacientes. Entonces, en este caso, en el experimento, en el diseño experimental…
Eduard Punset:
¿Funcionó un 20%?
Damián García Olmo
Han funcionado mucho más. Han funcionado y digamos que han hecho que los resultados no sean estadísticamente significativos, es decir, las células han funcionado pero no han sido mejores que el fármaco comparador. ¿Esto qué significa? Que teóricamente no deberíamos utilizar células que son de una técnica más sofisticada cuando tenemos una tecnología más sencilla. Entonces, tenemos dos opciones: uno, ver por qué ha ocurrido esto, porque nunca había funcionado tan bien el fármaco comparador, o ver cómo mejorar la función de las células para que sea, digamos, rentable. Nosotros pensamos que tenemos errores de diseño en ese ensayo clínico en fase 3. Esto es algo habitual. Cuando uno no conoce bien la terapia, es muy conservador a la hora de la dosis, a la hora de cómo ponerlo, etcétera, porque le preocupa mucho más la seguridad que la efectividad, ¿no? Y ahora se va a rediseñar una nueva fase 3 pero las noticias son muy buenas.
Eduard Punset:
Había una historia que llamabais también la partenogénesis, es decir, se tomaba un óvulo no fertilizado y se activaba para que produjera o con la esperanza de que al desmembrarse produjera nuevas y múltiples células.
Damián García Olmo
Bueno, vamos a ver. Hasta el año 2007, se trabajó mucho en partenogénesis y en métodos alternativos a partir de óvulos. Óvulos de vaca, óvulos…, en fin, la imaginación se nos despertó a todos buscando mejores fuentes celulares y peleando por encontrar sobre todo la célula de origen embrionario ideal porque sería la célula de la que podría salir todo pero en el año 2007 hubo otro cambio de paradigma increíble que fueron los experimentos de Yamanaka… En Japón. Entonces, Yamanaka demostró que a partir de cualquier célula del individuo adulto, tocando sólo tres o cuatro genes se podía hacer que esa célula volviera a tener las características de cuando era un embrión.Verdaderamente es un cambio de paradigma que nos dejó a todos fuera de…, vamos. Hoy en día, se conocen como la células de Yamanaka y se llaman “células pluripotenciales inducidas”, IPS las llamamos en castellano.
Eduard Punset:
Que son células pluripotenciales inducidas.
Damián García Olmo
Pero adultas, adultas. Absolutamente pluripotenciales. Y claro es un cambio increíble porque a partir de cualquier de nuestras células, ya no hay que buscar células madre.
Eduard Punset:
¿Y la puedes hacer retroceder?


Damián García Olmo
Se la puede hacer retroceder a célula embrionaria y a partir de ahí se comporta igual que una embrionaria o de una forma muy, muy parecida, a una embrionaria.
Eduard Punset:
Con los mismos problemas, tumores pero ya no de histocompatibilidad puesto que puedes sacarle al propio enfermo su propia célula.
Damián García Olmo
Lo que nos hace pensar a todos es que a partir de una de esas células podríamos fabricar suficiente tejido o suficiente…
Eduard Punset:
Para un órgano.
Damián García Olmo
Exacto. La idea es a partir de una célula diferenciada, la llevo a embrionaria y de la embrionaria, saco un órgano, bueno pues ahora empieza a ser un poco más sofisticada y a partir de una célula vulgar, vamos a llamarle, directamente sin pasar por embrionaria, puedo pasar a otro tipo celular, a hepatocito, por ejemplo, a célula del hígado. Y puedo pasar sin pasar por embrionaria, con lo cual me evita el problema de los tumores, etcétera.
Eduard Punset:
¿Le damos el Premio Nobel a la Yamanaka?


Damián García Olmo
Yo lo dije el primer día que leí su trabajo. Yo creo que… Tardará, no sé lo que tardará… Pero recuerdo que lo dije nada más leerlo, le darán el Premio Nobel a Yamanaka. Es un cambio de paradigma.
Eduard Punset:
Oye, y después de él, después de este gran descubrimiento, ¿adónde va la genética? O sea, ¿qué podemos esperar la gente normal, en la calle, de vuestro trabajo? ¿Por dónde vais a ir?
Damián García Olmo
Yo creo que, de momento, a lo que vamos a ir es a intentar dialogar con la célula. Nosotros trabajamos muy juntos, muy juntos, científicos básicos y científicos clínicos. El otro día en una reunión que teníamos, que teníamos que plantear nuevas líneas, yo les dije: “mira, a mí hacedme una célula que sea más eficaz y que tenga más reprise porque éstas tardan demasiado tiempo en curar las heridas de mis pacientes. Necesito que cambiéis, que introduzcáis alguna variable en esa célula, que seamos capaces de dialogar con la célula para que haga un poco más lo que yo quiero y es que curen y que sean capaces de hacer más rápidamente los puentes necesarios para que las heridas cojan fortaleza y mis enfermos no fracasen”.
A %d blogueros les gusta esto: