Entienda el colesterol

EXPLICANDO EL COLESTEROL

—————

El colesterol que circula por nuestra sangre no proviene de los alimentos, se produce en el hígado, y es sólo un componente, junto con el calcio y otros desechos, de la placa que podría obstruir tus arterias, provocando ataques del corazón y ciertos tipos de ictus. Hasta hace poco se medía el colesterol total y si estaba arriba de 220 mg/dL te decían: “tiene usted colesterol”.

———-

Ahora hablamos de las dos lipoproteinas (partículas mitad grasa, mitad proteína) que trasportan el colesterol de un lado a otro: las lipoproteínas de baja densidad (LDL el malo, por sus siglas en inglés) y las lipoproteinas de alta densidad (HDL, el bueno) que lleva el colesterol de vuelta al hígado donde es reciclado o expulsado. También tenemos los niveles de triglicéridos, un tipo de grasas que suelen acompañar a las lipoproteínas. En un sistema sano, el colesterol malo, el bueno y los triglicéridos mantienen unos niveles determinados, pero factores de riesgo (fumar, sedentarismo, obesidad o dieta) pueden descompensar esto. Y es ahí donde empiezan los problemas.

————

Entonces no basta conocer el nivel total del colesterol, sino que debemos saber si el malo LDL esta x debajo del límite peligroso (debajo de 130 mg/dL), si el bueno HDL (arriba de 45 mg/dL) y los triglicéridos deben estar por debajo de los 200 mg/dL. Pasando esto en claro, solo el bueno HDL es mejor cuanto más tengas, pues menor será el riesgo cardiaco. Todo lo demás debe estar bajo.

————-

Aunque parezca mentira, los científicos aún siguen discutiendo sobre la mejor forma de acabar con los problemas de colesterol. La mayoría coinciden en perder peso, no fumar, hacer ejercicios, pero con respecto a la dieta, que es quizás lo más importante, no hay un consenso. Muchos siguen recomendando que eviten comidas ricas en colesterol, como los huevos, pero hoy sube el consenso sobre lo inutil del consejo. También se pide que dejen las comidas ricas en grasa (queso, carne roja o chocolate) pero esto también se pone en duda. En 2006, un estudio con 50.000 mujeres mostró que una dieta baja en grasas no logra proteger contra los infartos o los ictus y este mismo año, una revisión de estudios codirigida por Mozaffarin ha mostrado que las recomendaciones para evitar el consumo de grasas saturadas no ayudan a bajar los niveles de colesterol.

———–

Estos estudios refuerzan la idea que repiten los científicos díscolos desde hace años: no culpar a la grasa de nuestra mala alimentación y fijarnos en los carbohidratos y los azúcares. También en lo que respecta al colesterol. Necesitamos comer comidas lo menos procesadas posibles (plantas, aceite de oliva y frutos secos). Sabemos que la dieta mediterránea es más saludable que una baja en grasas, y ello se debería en que apenas contiene comidas procesadas y carbohidratos, pero sí muchas frutas y verduras y pescado. Cuando sobrepases ciertos limites en colesterol y a partir de una edad, tu médico te recetará estatinas, unos fármacos diseñados exprofeso para disminuir el colesterol. Su eficacia para tal fin está ampliamente comprobada y, de hecho, reducen el riesgo cardiovascular incluso en personas con niveles normales de colesterol LDL.

————-

El problema es que cada vez hay más alertas sobre los efectos secundarios de las estatinas (problemas gastrointestinales, dolor de cabeza, insomnio y afecciones musculares como la mialgia). Aún así, se recetan a diestro y siniestra. Según las nuevas directrices sobre el colesterol que publicará el American College of Cardiology, las estatinas podrán recetarse al 31% de los americanos de entre 40 y 75 años que sufren colesterol. Esto preocupa a muchos médicos, que creen que las estatinas deben recetarse en función de las características personales de cada paciente, y no de forma inmediata en cuanto una persona pase por la consulta con el colesterol alto. Pero recordemos que se está hablando de tan sólo un factor de riesgo, no una enfermedad. Los problemas cardíacos pueden aparecer por muchas más cosas como fumar, sedentarismo, dieta. Todos eso importa. Ahora que usted sabe todo sobre el tema, puede decidir que hacer al respecto.

————-

See on Scoop.itNovedades Cientificas y Médicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: