Células madre: mito y verdad

En sentido estricto, las células madre o troncales (stem cells en inglés) son aquellas que derivan del embrión en sus estadios iniciales. El espermatozoide fecunda el óvulo y se crea la primera célula con dotación genética completa (el cigoto), las sucesivas divisiones celulares que ocurren los primeros días dan lugar a células hijas (blastómeros) dispuestas en una especie de mora (mórula). Cuando la fecundación se realiza in vitro (mezclando espermatozoides con óvulos en una placa de cultivo) se seleccionan varios embriones en fase de mórula para transferirlos al útero de la madre. Los embriones restantes se pueden almacenar congelados para su posible uso posterior.

————-

Los blastómeros que derivan directamente del cigoto tienen en principio la capacidad de generar por sí mismos un nuevo ser. De hecho, los gemelos idénticos derivan cada uno de blastómeros que se independizaron y formaron mórulas diferentes. Las células madre embrionarias no son blastómeros, sino que se obtienen de una fase posterior del desarrollo. Las células de la masa celular interna se denominan células madre embrionarias porque se pueden extraer fácilmente del blastocisto y, puestas en placas de cultivo, se autorrenuevan aceleradamente y en condiciones adecuadas pueden diferenciarse a todos los tipos distintos de células de tejidos adultos: es decir, son pluripotentes. Cada blastocisto se extraen sólo unas pocas decenas o centenares de células madre embrionarias, el primer paso a dar con ellas es multiplicarlas y evite su maduración hacia células más diferenciadas. Asi se crean líneas de células madre embrionarias que pueden mantenerse congeladas de forma indefinida y utilizarse cuando convenga.

————-

Lo apropiado es decir que, la células madre, en la mayoría de los casos, son “potenciales tratamientos” de enfermedades, ya que todavía esta área está en etapa de investigación. Si bien la aparición de ofertas de bancos privados o terapias celulares es positivo porque pone a la terapia celular entre las posibilidades de tratamiento, pero lo más importante es que son potencialmente, una gran oportunidad para enfocarnos en una cambio revolucionario de la medicina.  Las llamadas células troncales se muestran como una panacea ante los ojos de científicos y personas en general, tanto que los expertos, han tenido las hipótesis que pueden curar enfermedades graves, degenerativas y crónicas como: Infartos del corazón, Alzheimer, Parkinson, problemas de medula espinal. Sin embargo, con estas enfermedades no hay nada seguro, todas se encuentran en plena investigación y son hipótesis a comprobar. En el intestino humano hay una población activa de células madre, de las que derivan diariamente decenas de millones de células epiteliales nuevas, pero aún no sabemos aislarlas y mantenerlas en cultivo de forma estable. También la existencia de células madre en el cerebro adulto, en zonas como el hipocampo, relacionadas con la memoria témporo-espacial, permite especular con la activación de estas células madre adultas, de forma que den lugar no sólo a nuevas células sino al restablecimiento de los circuitos neuronales defectuosos.

————

Los bancos más utilizados son aquellos que congelan tejidos y sangre del cordón umbilical (que se extrae en el momento del parto). Y se señala que como fueron creados “para guardar células hematopoyéticas (tejido sanguíneo), las enfermedades tratables con esas células son sólo enfermedades de la sangre”. Las estrellas son las que se puede inducir a que se conviertan en células con funciones especiales, pues tienen una capacidad de reparar, restablecer, reemplazar y regenerar células que luego podrían utilizarse para el tratamiento de muchas afecciones y enfermedades. A esto se le llama medicina reparativa o medicina regenerativa.

————

Los tratamientos seguros, por ahora, son aquellos destinados a enfermedades de la sangre que se curan con trasplante de médula ósea. Ejemplos de ello son: el tratamiento de algunos tipos de cáncer, como ciertas leucemias o mielomas; las anemias aplásticas; enfermedades hereditarias, como el síndrome de inmunodeficiencia combinada severa, adrenoleucodistrofia, osteopetrosis, entre otros. 

Hoy existen dos procedimientos de eficacia comprobada: a) el trasplante alogeneico (obtenidas de un donante humano) de células madre de médula ósea, sangre periférica y cordón umbilical b) el autotrasplante de células madre de médula ósea y sangre periférica para tratar enfermedades curables con trasplante de células progenitoras hematopoyéticas.

————

Cómo siempre ocurre, en algunas instituciones médicas privadas se ofrecen tratamientos con promesas irrealizables por ahora, a pesar de que las prácticas que ofrecen no poseen efectos terapéuticos comprobados, ni siquiera en modelos animales, aprovechandose de la necesidades de la gente.

See on Scoop.itNovedades Cientificas y Médicas

1 Comment »

  1. 1

    Info adicional

    Células madre: mito y verdad | Reinaldo E Fernández (Con los que desean un mundo mejor)


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: