Orígenes de la educación argentina

Hay mucho escrito sobre el caso de la enseñanza formal argentina. En todas partes del mundo, naturalmente cuando los aparatos estatales cuentan con “ministerios de educación” y equivalentes, los go…

Source: economiaparatodos.net

LA EDUCACIÓN ARGENTINA – POR DÓNDE COMENZÓ LA DECADENCIA
——————–
Hay mucho escrito sobre el caso de la enseñanza formal argentina. En todas partes del mundo, naturalmente cuando el estado tiene “ministerios de educación” y equivalentes, los gobernantes tienen sus planes curriculares que imponen en los colegios estatales o públicos yellos deciden las pautas para los niveles universitarios también dependientes del gobierno. Incluso, tal como ocurre en la Argentina desde hace mucho tiempo, esas pautas también son aplicables al ámbito privado con lo que las respectivas instituciones educativas están privadas de toda independencia. El proceso educativo requiere prueba y error en un contexto evolutivo y competitivo y esto no sucede cuando está en manos de la burocracia estatal.
———————
Afortunadamente hoy está el home schooling, el MOOC, los métodos por aulas virtuales en todos los niveles y similares que se saltean las trabas burocráticas estatales para navegar en libertad con acreditaciones por parte de entidades privadas de prestigio como Academias y centros -donde hay competencia- dedicados al seguimiento de la calidad de quienes se dedican a la educación, a los que eligen por su excelencia y no por politica. Hace poco, The Economist dedicó espacio a una tarea de investigación del home schooling y concluye su admiración por estudiantes que aplicaban y que provenían de ese sistema “por sus altos niveles educativos, por sus muy buenos modales y por sus cuidadas vestimentas”.
——————
La educación elemental porteña de 1820 a 1860 (Buenos Aires, Grupo Editor Latinoamericano, 1992) muestra la cantidad de colegios privados que existían antes del plan del gran Sarmiento, que con su educación estatal gratuita las obligó a cerrar. Como es sabido, nada es gratuito el asunto consiste en detectar quienes pagan, lo cual recae especialmente en los más pobres ya que vía la reducción de sus salarios finalmente se hacen cargo. Recordemos que el consejo de Marx y Engels en el Manifiesto Comunista de 1848 era de imponer la “educación pública y gratuita de todos los niños” para que el socialismo lograra sus propósitos y por eso es que el marxista Antonio Gramsci sostenía con razón que se “tome la cultura y la educación y el resto se dará por añadidura”.
——————-
A continuación vamos a dedicarnos al caso argentino, muy anterior a los textos obligatorios de “Evita me ama” y los engendros de La Cámpora, al efecto de bucear en las raíces del problema. Para ello hay que extraer información del notable ensayo de Carlos Escudé con apoyo de nutrida bibliografía, titulado "El fracaso del proyecto argentino". Educación e ideología editado en 1990 conjuntamente por el Instituto Torcuato Di Tella y la Editorial Tesis, en el que apunta a mostrar que la educación estaba (y está) dirigida a “subordinar el individuo al Estado” donde “el Estado no es la defensa del individuo y sus derechos”, situación en la que el individuo vive para servir a su Patria y no al revés, se define la relación esencial entre el individuo y estado-nación”. Todo los antecedentes van en contra a los principios y valores de ALBERDI y comienzan en la tiranía de ROSAS. La revista “El Monitor de la Educación Común” fundada en 1881, distribuida gratuitamente a los maestros, fue aumentando su nacionalismo e intervensionismo estatal en la educación. Incluso la ley de Educación Común 1420 de 1884 subraya la importancia de la educación obligatoria y gratuita.
—————–
Una ley en 1908 “de ingeniería social” se dicta al efecto de “des-europeizar” el país, pero el objetivo más que impulsar el progreso, fue adoctrinar a la población en una visión dogmática y autoritaria, cuando no militarista. Esto fue anticipado ya por la Ley de Residencia de 1902 por la que podía expulsarse a inmigrantes sin juicio previo y la creación del Consejo Nacional de Educación reglamentaba los programas escolares primarios por medio de la Ley Lainez de 1905. 
—————–
Para que se entienda bien de que hablamos, veamos las ideas vertidas en revistas de la epoca: hablan del espíritu de raza (Ernesto Quesada), “la pureza del lenguaje” (Mario Velazco y Arias), los inconvenientes de las escuelas de comunidades extranjeras como la galesa (Raúl B. Díaz), “homogenizar los estudios” (José María Ramos Mejía), “forjar una intensa conciencia nacionalista” y “el individualismo anárquico es un peligro en las sociedades modernas, reagravóse por la afluencia del extranjero inmigrante” (Carlos Octavio Bunge). En todos los grados de las escuelas se hablaba con frecuencia asuntos de carácter patriótico y del extranjero que incesantemente nos invade (Pablo Pizzurno), el “catecismo patriótico” en el que se leía el siguiente diálogo: “maestro-¿cuáles son los deberes de un buen ciudadano, alumno- el primero el amor a la patria, maestro- ¿antes que a los padres?, alumno- ¡antes que todo!”. “la escuela argentina tiene un carácter completamente definido, ella es el agente de nuestra formación nacional” (Juan G. Beltrán), “formemos con cada niño un idólatra frenético por la República Argentina” (Enrique de Vedia). 
———————
En los dos últimos capítulos del libro de Escudé se refiere a “la irracionalidad en la cultura” llevada a la política en el gobierno militar de Uriburu (un corporativista-fascista que afortunadamente no pudo plasmar sus ideas en una reforma constitucional como era su declarada intención) y el peronismo. Aunque el peronismo fue mucho más autoritario y estatista que el sucesor de Uriburu a pesar de la implantación del control de cambios, el impuesto progresivo, las juntas reguladoras y la banca central. Se trata del nombramiento del General Justo al nazi Gustavo Martínez Zuviría (que escribía con el pseudónimo de Hugo Wast) como Presidente de la Comisión Nacional de Cultura, personaje que fue designado Ministro de Justicia e Instrucción Cívica en la revolución militar de 1943 que desembocó en el peronismo que fue imitado, con diversos estilos, por todos los gobiernos que siguieron, los cuales, todos, agrandaron el estado a través del aumento del gasto público, la deuda, la manipulación monetaria, cambiaria y arancelaria junto a planes para influir en la educación. A los nombres mencionados cabe agregar muchos otros como los de Carlos Ibarguren, el sacerdote ultra nazi Julio Meinvielle, Leopoldo Lugones y otros que sentaron las bases para que penetrara el cepalismo, el keynesianismo, el marxismo y todas las variantes totalitarias y planificadores de las vidas y haciendas ajenas, incita a poner alambrados. Una vez que se idolatra la patria, sin respeto de las libertades individuales, está preparado el camino para que el mesías del momento indefectiblemente encarne la patria.
————————
En la Argentina, el nacionalismo dio cabida a las variantes socialistas bajo diversos ropajes. Este es el origen de la sandez de “vivir con lo nuestro” y de la actual “soberanía de las heladeras” y otros esperpentos consubstanciados con “los modelos nacionales y populares”.

See on Scoop.itVote mejor, deje el egoísmo y piense en los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: