Estatismo patotero Socialista

ESTATISMO PATOTERIL Y SIMPLON
————–
El Gobierno argentino de CFKsigue cultivando las teorías conspirativas para legitimar su creciente intervencionismo y su autoritarismo. El estatismo Kirchnerista ahoga aún más la actividad privada, y va acompañado por grandes dosis de autoritarismo, que limitan las libertades individuales (a la vida, la libertad, la propiedad, la busqueda de la propia felicidad) y que se reflejan en escraches públicos y acusaciones infundadas contra empresarios, medios de prensa, banqueros, agentes financieros y productores agropecuarios. Lo peor de todo es que quien encabeza estas actitudes patoteriles no es otra que la propia jefa del Estado.
————–
Los Kirchner pusieron a resguardo sus ahorros en dolares, invirtiendo durante años en moneda extranjera sus fortunas de dudoso origen, y obteniendo también descomunales tasas de interés por sus plazos fijos en dólares, desconocidas por entonces en el mundo, pero ahora la Presidenta se ha convertido en la principal cuestionadora de quienes han recurrido a operaciones bursátiles para hacerse de billetes estadounidenses, pese a ser éstas perfectamente legales.
————-
El ataque al sistema capitalista, con el argumento marxista, no tiene en cuenta que este sistema, como el fuego, la pólvora, el vapor, la electricidad, la combustión interna o la fusión del átomo, el capitalismo fue un invento revolucionario, síntesis de una alquimia institucional que unió 2 elementos aislados entonces por los absolutismos: el derecho de propiedad y la libertad individual. Al unirse, se liberó una fuerza social que conmovió para siempre los cimientos de la sociedad tradicional. El capitalismo desmintió a Thomas Malthus, para quien la población crecería más rápidamente que los recursos, prolongó la vida, proveyendo antibióticos y multiplicando los alimentos con ingeniería genética. 
———–
Es ingenuo criticar el capitalismo como si fuese un sistema inventado por los ricos para explotar a los pobres. Es simplemente torpe buscar su lógica a través de teorías conspirativas. Y es un suicidio atacarlo en nombre del bien común. El Estado y el mercado son creaciones humanas y por ello, imperfectas. Pero las dos creaciones resultan insustituibles en sus esferas de acción, con sus fortalezas y sus debilidades. El Estado es esencial como columna vertebral de una nación, sin el cual no hay derechos ni libertades y el mercado es irreemplazable para mantener la vitalidad y la formación de riqueza indispensable para sostener al estado. 
————
Todos sabemos que la propiedad común no funciona: lo que es de todos, no es de nadie. Cuando la fórmula "propiedad más libertad" no existe, los supermercados se vacían, los capitales se fugan y la riqueza se extingue. Es la "cuadratura del círculo" que no supo resolver Karl Marx durante sus cavilaciones londinenses: sin las instituciones liberales, que generan incentivos al esfuerzo individual, la sociedad sin clases se queda también sin pan y sin trabajo. 
————-
La expansión del Estado como filantrópo, supuesto dador de trabajo crea sus propios monstruos. Cuando el empresario debe negociar con el político, que necesita aportes de campaña, o con el jefe de departamento, que aún debe su departamento, nada bueno puede ocurrir. Cuando dos personas disponen gastos que pagarán terceros, es previsible un pacto ilícito en provecho propio y en perjuicio del pagador. Es la fuente más inagotable de corrupción, que afecta tanto lo privado como lo público. Lo saben bien los gerentes de compras, las obras sociales y quienes tienen la firma para adjudicar obras públicas, otorgar créditos blandos o manipular las importaciones. 
————
En la historia humana, hubo muchísimos intentos de solucionar esos dilemas con utopías: 
a) como fueron la comunitaria-como los falansterios (Charles Fourier), 
b) las Colonias igualitarias (Etienne Cabet), 
c) las Granjas cooperativas (Robert Owen) o 
d) la eficiencia desinteresada (Saint Simon), 
Pero ninguna tuvo éxito. La naturaleza del hombre siempre muestra la hilacha y hace fracasar las utopías.

La ex URSS, Unión de republicas socialistas Soviéticas, soñó con su hombre nuevo: altruista, culto, trabajador e intento crearlo con purgas y campos de concentración (lea Solyenitzin en Archipiélago Gulag). Mao Tse-tung lo lanzó en China, y "el Che" Guevara hablaba del hombre nuevo, romántico y humanista, pero Fidel Castro, más pragmático, lo sacó de Cuba y lo mandó a Bolivia, "al muere". Ahora en Argentina CFK habla del estado como instrumento de "liberación" (??) y para lograrla, aumentó el gasto público 11 veces en la última década, sin financiación genuina y destruyendo gradualmente a todo el sector privado.
—————-
Como el mercado dejó de funcionar en el ámbito privado, CFK lo trasladó al ámbito público: usa susurros para hablar de contratos, licitaciones, aportes de campaña, para la firma de exenciones, créditos y resoluciones. De las valijas repletas de dinero que viajan, las listas de precios máximos, permisos de importación o adjudicaciones directas. Los cánticos y aplausos para las designaciones, los viajes, viáticos y gastos de representación. En ese mercado, todo se negocia, se transa y se paga, con dinero de la gente o con cargos publicos. Los politicos argentinos se jactan de haber recuperado el rol del Estado, ese rol patoteril, inútil para perseguir a un motochorro o garantizarnos seguridad o generar empleos.
—————-

See on Scoop.itVote mejor, deje el egoísmo y piense en los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: