La liberación del sargento Bergdahl

See on Scoop.itAprenda a votar, deje el egoísmo y piense en los otros

¿Fue una buena decisión el intercambio de prisioneros de cinco importantes talibanes detenidos en la Bahía de Guantánamo durante más de una década a cambio del sargento del Ejército de Estados Unidos Bowe Bergdahl?

Refernan Ref‘s insight:

LO QUE HAY QUE SABER SOBRE LA LIBERACION DEL SGTO. BERGDAHL -Cully Stimson

—————————
Existe un amplio consenso respecto a que liberar a un soldado de Estados Unidos de su cautiverio a manos de fuerzas enemigas y llevarlo a casa es, obviamente, una acción correcta. Por tanto, bienvenido a casa sargento Bergdahl. No obstante, algunos de sus compañeros de armas, incluidos los de su unidad, han sido críticos con el intercambio, en parte debido a que creen que el sargento Bergdahl abandonó las obligaciones de su puesto y a que puede que hubiera desertado. Incluso señalan el hecho de que se ordenó a otros soldados que lo buscaran y algunos de ellos fallecieron durante esa misión. Sus sentimientos son completamente comprensibles, especialmente si se tiene en cuenta que ellos, a diferencia de la mayoría de los americanos, entraron en combate después del 11 de septiembre para protegernos a todos nosotros.

—————-
El hecho de que puede que el sargento Bergdahl hubiese abandonado su puesto, o que incluso fuera un desertor, no lo hace menos merecedor de un rescate o una recuperación. Sigue siendo un soldado de Estados Unidos que, por cierto, es inocente ante la ley de cualquier acusación de deserción mientras no se demuestre su culpabilidad, más allá de cualquier duda razonable, tras un consejo de guerra.

————-

¿Negoció la administración Obama con los talibanes para garantizar el rescate de Bergdahl?

 

Sí, aunque mediante un intermediario: el gobierno de Qatar. La administración les dio a los talibanes exactamente lo que querían y a quienes querían, es decir, a los 5 principales líderes talibanes que estaban en Guantánamo. Estos son: Jairjua, miembro fundador del movimiento talibán y hombre de confianza del mulá Omar, Fazl, ex ministro de defensa y comandante de todas las tropas talibanas del norte de Afganistán en septiembre de 2001, Wasiq, ex viceministro de Inteligencia de los talibanes, Omari, un importante responsable de seguridad de los talibanes, Nuri, gobernador talibán de la provincia de Balj.

 

Si estas negociaciones violan o no nuestro tradicional principio de no negociar con organizaciones terroristas es algo que la administración deberá explicar. Hay quien cree que esto sienta un peligroso precedente; otros, incluida la administración, creen que esta negociación era necesaria dadas las circunstancias únicas del caso y que no viola el principio general antes mencionado.

 

¿No fue arriesgado permitir que los detenidos en Guantánamo fueran puestos en libertad? ¿Supondrán en el futuro una amenaza para la seguridad?

 

Todos los traslados desde Guantánamo conllevan algún riesgo. Es por ello por lo que tanto la administración Bush como la administración Obama entablaron detalladas negociaciones con los países receptores (ya fuera el país de origen de los detenidos o un tercer país dispuesto a aceptarlos) para asegurarse de que estos países pudieran mitigar la amenaza que el detenido sigue representando. Los cinco líderes talibanes transferidos a Qatar estarán en este país durante un año, pero lo que suceda después y los términos exactos de los dispositivos de seguridad no se conocen de momento. Los comités jurisdiccionales del Congreso deberían estar informados de esos detalles ahora que se ha llegado a este acuerdo.

 

Lo que se sabe es que si cualquiera de estos cinco expresidiarios son puestos en libertad después (o antes) de que acabe ese año y si participan en cualquier acto beligerante contra Estados Unidos o nuestros aliados en caso de conflicto armado legal, serán juzgados según la legislación en vigor en caso de conflicto armado.

 

¿La administración Obama debería habérselo notificado al Congreso?

 

La administración no cumplió con el requisito de notificar con 30 días de antelación al Congreso antes de trasladar a cualquier detenido en Guantánamo. Mediante la Sección 1035 de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA) de 2014, el Congreso impuso ciertas restricciones al traslado a países extranjeros de las personas detenidas en Guantánamo. Ésta exige que el secretario de Defensa notifique a los comités de Servicios Armados, Asignaciones Presupuestarias e Inteligencia, tanto del Senado como de la Cámara de Representantes, 30 días antes del traslado de cualquiera de dichos detenidos.

 

El presidente firmó la NDAA del ejercicio fiscal de 2014, pero promulgó una declaración con respecto a la Sección 1035 en la que afirma que, en parte, se opone a dicha sección y que bajo ciertas circunstancias ésta viola “el principio constitucional de separación de poderes”. Además, y debido a las protestas de algunos congresistas por esta violación del requisito de notificación de los 30 días, se prevé que en los próximos días y semanas el Congreso se enzarce con la administración debido a este asunto.

 

 

See on www.eldiarioexterior.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: