En 20 años cáncer será crónico

See on Scoop.itNovedades Cientificas y Médicas

Corrian Los Años ’90 CUANDO this bioquímico argentino, Gabriel A. Rabinovich (45 anos), Terminando estába do tesina Sobre las Comunicaciones del Sistema Nervioso en la retina

Refernan Ref‘s insight:

Corrían los años ’90 cuando este bioquímico argentino, Gabriel A. Rabinovich (45 años), estaba terminando su tesina sobre las comunicaciones del sistema nervioso en la retina del pollo y ocurrió lo que los científicos llaman serendipity. "Estas cosas que aparecen cuando uno no las espera y a veces son las más interesantes".

Junto a otros compañeros encontró una proteína (Galectina-1), "aparentemente nueva, que se presentaba muy aumentada en los tumores". Ahí empezó la historia de Rabinovich con una molécula que hoy en día considera su "hija" ("ha condicionado la historia de mi vida"), porque desde entonces ha dedicado todos sus esfuerzos a conocerla más y entender cuál es su papel en la evolución de los tumores, especialmente en los que se vuelven resistentes.

Durante la época de los ’70 y ’80 se vio que si uno podía privar de oxígeno y de nutrientes a los tumores (bloqueando un mediador crucial -VGEF- para la formación de vasos sanguíneos e inhibiendo así la formación de los mismos) se podía suprimir su progresión, su crecimiento y la metástasis. De hecho, esta vía de acción (terapia antiangiogénica -tratamiento inyectable a través de suero-) funciona muy bien en muchos tumores (como el carcinoma de colon, de hígado o de mama). Sin embargo, algunos de estos tumores que en un principio sí respondían, comienzan a hacerse resistentes. También hay tumores que intrínsecamente son bastante resistentes como los de pulmón y algunos linfomas…

De hecho, ha revolucionado la oncología porque sin usar quimioterapia y radioterapia, sólo privando al tumor de vasos sanguíneos, el tumor deja de tener oxígeno y empieza a reducirse. El problema es la resistencia a este tratamiento. Diseñamos un anticuerpo monoclonal para bloquear la Galectina-1 y lo administramos a ratones con tumores resistentes junto con el fármaco que bloquea el VGEF. Conseguimos que los tumores que se comportaban como resistentes empezaran a responder y comportarse como sensibles.

Por ahora, es un nuevo mecanismo, pero aún queda un trecho de al menos cinco años para ver si lo visto en ratones se puede extrapolar a pacientes. El mensaje que queremos transmitirles es que hay un escenario positivo, que hay gente trabajando en ello.

See on www.elmundo.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: