Ingenuidad de creer que los paises nórdicos son socialistas

LA INGENUIDAD DE CREER QUE LOS PAISES NÓRDICOS Y DEL CENTRO EUROPEO SON SOCIALISTAS

Hablamos de Alemania, Holanda, Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia. Vamos a ver algunos casos, para no hacerlo tan extenso, pero los casos no tratados son similares a los expuestos: no hay nada de magia en esto. No debemos olvidar que en paises como Venezuela, Cuba, Ecuador y Argentina se les dice a la población que estos paises son exitosos socialistas, modelos a seguir, cuando la realidad no tiene nada que ver con estas ideas. Solo se trata de manipulación de la opinión pública, tan común en latinoamerica, en Asia, paises arabes y asiaticos, donde la inexistencia de libertad de prensa, termina siempre haciendo de las suyas. Aclaremos que llamamos socialistas a los paises que aplican medidas económicas como: control de precios, control de cambios, altos impuestos a la importación y exportación, realizan atropellos contra el derecho de propiedad via precios máximos, prohibiendo y convalidando confiscaciones y expropiaciones infundadas, emitiendo dinero y generando inflación y con deficits presupuestarios no sustentables.

EL GOBIERNO HOLANDÉS que es de socialdemócratas ahora, sepamos que fue el primer país que se desarrolló hace unos 400 años, y lo logró en base a imponer el derecho de propiedad por ley, algo que mucha gente ignora. Hoy, el gobierno socialdemocrata propone la idea de una sociedad participativa en la que el Estado intervenga menos (?) y deje más espacio a la iniciativa ciudadana, reconociendo los problemas que plantea el estatismo impuesto por las ideas socialistas. Por su parte el rey de Holanda, Guillermo Alejandro, en su discurso expresa las ideas del gobierno de coalición formado por liberales (?) y socialdemócratas: “El clásico Estado de bienestar –dijo el monarca– evoluciona de forma lenta pero segura hacia una sociedad participativa”, en la que “la gente quiere decidir por sí misma, organizar su vida y cuidar unos de otros”.

El ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem –un socialdemócrata convencido de mantener una estricta disciplina presupuestaria en la Unión Europea–, concluye que HAY QUE AJUSTAR EL DEFICIT PUBLICO DE HOLANDA, los socialistas de otros países, le acusan por esto, de desmantelar un Estado del bienestar que no tienen que pagar ellos. “El Estado no puede ocuparse de todo. “El Estado de bienestar corrompe a la gente que recibe los beneficios porque los hace dependientes de esta ayuda, al Estado porque crea una burocracia gigantesca y a la sociedad porque nadie hace nada por el resto”. El primer ministro Mark Rutte reprendió recientemente a los holandeses que trataban al Estado como una “maquinita de la felicidad”.

“La necesidad de reforma no viene sólo de ahora. En los 90 había un millón de receptores del beneficio de invalidez para un país con una población de 16 millones de personas. Esto se ajustó y cambió. Algo similar se está haciendo ahora”, añade. Con la crisis de la deuda soberana europea desatada por Grecia en 2010, Holanda se ha comportado como el alumno modelo de la Austeridad recortando el gasto público por más de 46.000 millones de euros. “Es una política destructiva, una ofensa para la gente que no da esperanza alguna”, agregó. (http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/09/130925_economia_holanda_estado_benefactor_lps.shtml)

Igualmente les ocurre a los INGLESES: Los ideólogos britanicos del Estado de centroizquierda, explican en un documento base que escribieron hace poco, que desean distanciarse de la herencia estatalista de Gordon Brown y una nueva teoría de un Estado que aúne lo mejor del Nuevo Laborismo de Tony Blair (partidario de criterios de gestión privada en los servicios públicos) y el Laborismo Azul, que aboga por descentralizar el Estado y reducir la dependencia de los subsidios.

EL CASO DE ESPAÑA. País que llega al primer mundo aplicando una economía de mercado, luego vota a un socialista, Jose Luis Zapatero, el que goberno el país desde abr/2004 hasta dic/2011. Impuso medidas socialistas porque esa es su visión de solucionar los temas. A pesar de que este sistema no ha solucionó nada en toda la historia ni en ningún país, e incluso hizo desbarrancar la economía de una nación poderosa tecnologicamente hablando, como era la ex-URSS, a pesar de todo eso, Zapatero impuso esas ideas en España: estatizó empresas, otorgó subsidios sin sentido, elevó el gasto público y la deuda a niveles asfixiantes, etc.

Los datos economicos del país solo muestran sólo 2 cosas en el tiempo: el desempleo subió con el y el PBI x capita bajo con el, sobre todo, cuando el asume a comienzos del 2004 y cuando el deja de gobernar terminado el 2011. El gobierno de Rajoy recibió un país en crisis y alta tasa de desempleo. La interpretación es bastante simple de hacer, la dejo en sus manos para que la razone. No hay que olvidar, que otros estados que se autodenominan socialistas, en realidad son economias de libre mercado muy competitivas, como ocurre son Alemania, Noruega y muchos otros paises, que manen más seriamente sus finanzas, y si bien sufrieron la misma crisis mundidal, no tuvieron tantos problemas como aquellos mal manejados, como parece haber ocurrido con españa …Usted intente entender porqué.

VEAMOS EL CASO DE NORUEGA – PAÍS PETROLERO : Que según los diarios argentinos es un pais socialista. Que la información del periodico es tendenciosa es muy claro: donde esta el control de precios en Noruega?…dónde esta el cepo cambiario?…y la prohibición de importar y exportar ?…y el pisoteo del derecho de propiedad?. Es claro que nada de eso existe en Noruega, y eso es, precisamente lo que queremos decir con economía socialista. No hablamos de un discurso político, sino de hechos. Es claro que Noruega no es un país socialista, aunque el periodismo argentino lo crea asi. Noruega tiene una de las diez reservas de petróleo más grandes del planeta.

Antes de su explotación, cosa que hizo por ser una economía de mercado, se convirtió luego en una nación petrolera, y dejó de ser una de las economías pobres de Europa en la década de los 60, cuando su dieta era a base de zanahoria, papa y pescado. Ahora hay un fondo del petróleo con presencia del Estado, pero el Gobierno no forma parte de su conducción, esta es delegada a un directorio privado, que abre el juego al ingreso de más petroleras para asegurar máxima competencia.

VEAMOS EL CASO SUECO: También se considera a este país nórdicos como aquellos que han logrado disfrutar de los beneficios del “socialismo de mercado” y el “Estado de Bienestar”, el cual es caracterizado como un sistema intermedio entre la economía de mercado y la economía socialista, que toma lo mejor de cada uno y deja de lado sus fallas. Entre estos países nórdicos, se dice, Suecia ha encontrado el modo de alcanzar los más elevados niveles mundiales de igualdad social, sin coartar el espíritu empresarial. Suecia se presentaría como el modelo a seguir, por países avanzados y en desarrollo, por haber alcanzado un equilibrio entre la equidad y la eficiencia.

Hacia finales del siglo XIX, Suecia inició un período exitoso de desarrollo económico construido sobre la base de la economía de libre mercado. Johan Norberg, en un artículo acerca de los “modelos suecos” (2006), explica que “los comerciantes suecos podían exportar hierro, acero y madera, y los empresarios crearon innovadoras empresas industriales que se volvieron líderes mundiales. Entre 1860 y 1910 los salarios reales de los trabajadores industriales crecieron en un 25% por década, y el gasto público en Suecia no rebasó el 10% del PIB”. En 1932, el Partido Socialdemócrata llega al poder y por 58 años contó con el apoyo electoral del 40%.

Sin embargo hasta 1950 el peso total de los impuestos no era mayor al 21 % del PIB, esto es, más bajo que en los Estados Unidos y Europea Occidental. También hay que destacar que Suecia se mantuvo al margen de las 2 guerras mundiales y en 1970 tenía el cuarto ingreso per cápita más alto del mundo, de acuerdo con estadísticas de la OCDE, algo similar al logro conseguido por Argentina en 1905. Pero en los setenta comenzó un cambio de paradigma y Suecia terminó por abandonar los principios que le habían permitido hasta entonces alcanzar niveles elevados de bienestar. Veamos que le paso al exitoso suecia.

El gasto público entre 1960 y 1980 se elevó del 31 al 60 % del PIB, lo que requirió que entre 1960 y 1989 se duplicara la carga tributaria, del 28 al 56 % del PIB. Fue entonces que el modelo mostró dificultades. Entre 1975 y 2000, mientras el ingreso per cápita creció un 72% en Estados Unidos y un 64% en Europa Occidental, el de Suecia sólo creció en un 43%. Para el año 2000, Suecia cayó al lugar 14 en el ranking de la OCDE sobre ingreso per cápita. En 1990 la tasa de desempleo superaba el 12%. El exitoso modelo sueco se convirtió en un fracaso. Y esto ocurrió porque el “modelo sueco de mercado” practicado hasta 1950, fue abandonado por el hoy conocido “modelo sueco” del Estado de Bienestar. El enorme costo de la burocracia se hizo presente.

A modo de cierre, el modelo sueco del Estado de Bienestar no ha sido exitoso y no debería ser imitado por los países latinoamericanos, ni europeos, ni por los Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: