Enfermedades que matan

Las enfermedades crónicas (o no transmisibles) -que incluyen cáncer, trastornos cardiovasculares y diabetes- son las principal causa de muerte en todo el mundo y están en aumento. 

Según el primer Infrome Global de Enfermedades No Transmisibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2008 murieron 36,1 millones de personas a causa de alguno de estos trastornos. Y 80% de esas muertes ocurrieron en naciones de bajos y medianos ingresos. Según la organización, estas enfermedades presentan una amenaza mayor que los trastornos infecciosos como la malaria, la tuberculosis y el VIH. Y su incremento, tal como expresa la directora general de la OMS, Margaret Chan, “presenta un enorme desafío”. “En algunos países, no exageramos al describir la situación como un desastre inminente. Un desastre para la salud, la sociedad y, principalmente, para todas las economías nacionales”, dice la funcionaria.

Y agrega que las enfermedades no transmisibles propinan un golpe doble al desarrollo. Causan miles de millones de dólares en pérdidas en el ingreso nacional, y empujan a millones de personas debajo de la línea de pobreza, una año tras otro. En 2008, encontró que las principales asesinas en el mundo son las enfermedades cardiovasculares -que incluyen infartos,derrame cerebral y cardiopatías- que mataron a 17 millones de personas (48%) en el mundo. El cáncer, que causó 7,6 millones de muertes, las enfermedades respiratorias -que incluyen asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)- con 4,2 millones de muertes. Y la diabetes fue causa de 1,3 millones de fallecimientos. Más del 80% de muertes por enfermedades cardiovasculares y diabetes y casi 90% de muertes por EPOC ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos, dice la OMS.

Y millones de estas muertes hubieran podido prevenirse con una mejor implementación de las medidas que existen hoy en día. Peri gente esta bombardeada por la mala información o información tendenciosa, y no cree que pueda mejorar su salud por si mismos. El consumo de tabaco, la inactividad física y la dieta insana son responsables de 80% de muertes por enfermedad coronaria -que puede provocar infarto- y enfermedad cerebrovascular, que puede conducir a un derrame. Ha pesar de saber ya como evitar los grandes riesgos y tener buenas drogas para combatir estos males al alcance de la mano, la mayoría de las personas se manejan drasticamente y se ponen en mano de la providencia: viviré lo que dios quiera repiten, o que sea lo que dios quiera, prefiero vivir menos pero disfrutar más, y otras falacias similares, son las ideas más comunes que pulula entre la gente.

Casi 30% de las personas que mueren a causa de enfermedades no transmisibles en países de bajos y medianos ingresos son menores de 60 años. Y estas muertes prematuras son aún más trágicas porque casi siempre pueden prevenirse. Ésta es una gran pérdida, no sólo a nivel individual sino porque afectan profundamente a la familia y a la fuerza laboral de un país. A menos que logremos controlar agresivamente esta epidemia de enfermedades no transmisibles, el objetivo global de reducir la pobreza será muy difícil de lograr. La mayoría de las personas que viven con altos niveles de colesterol no están recibiendo el tratamiento que necesitan, dice un estudio.

La investigación, llevada a cabo con 147 millones de personas, es la más amplia que se ha hecho hasta ahora sobre los niveles de colesterol en la sangre, que están vinculados a la enfermedad cardiovascular, la principal causa de muerte en el mundo. Según el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muy pocas personas han sido diagnosticadas o están recibiendo tratamiento para reducir el colesterol. Los fármacos, llamados estatinas, son medicamentos que reducen los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL), el llamado colesterol “malo”, lo que está asociado a eventos cardiovasculares como infarto y derrame cerebral. Los datos del informe fueron obtenidos durante una década, de 1998 a 2007, en varios países, incluidos Reino Unido, Alemania, Japón, México, Tailandia y Estados Unidos.

En Tailandia 78% de los adultos estudiados tenían alto nivel de colesterol y no habían sido diagnosticados, mientras que en Japón el 53% de los adultos diagnosticados seguían sin recibir tratamiento. Inglaterra obtuvo resultados un poco mejores, en 2006, cuando fue tomada la muestra, pero aún asi, más de 65% de los adultos no habían sido diagnosticados y cerca de 20% de los diagnosticados no habían sido tratados. Los medicamentos para reducir el colesterol están ampliamente disponibles, son altamente efectivos y pueden jugar un papel esencial en la reducción de la enfermedad cardiovascular en todo el mundo. Pero no se usan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: