Muro de Berlín

LA CAÍDA DEL MURO DE BERLÍN Y EL FRACAZO DE APLICAR SOCIALISMO A LA ECONOMÍA

Sabemos que mucha gente se hace la distraída cuando hablamos de economías socialistas. Para que no ocurra nuevamente, aclararemos que nos referimos a los controles de precios por parte del estado, a controlar el mercado cambiario, a poner altos impuestos a la importación y exportacion de bienes, a no respetar la propiedad privada con el verso del interés público, a manejar los medios y periodistas para hacerse propaganda, a controlar el poder judicial para lograr impunidad con el robo que realizan en las empresas publicas confiscadas a privados, a manipular los partidos politicos para poner diputados y senadores obsecuentes y obedientes, a colocar a los politicos por sobre los derechos individuales de la gente (a la vida, a la libertad, a la propieda, a la busqueda de la propia felicidad). Eso es socialismo económico y a el nos referimos. Los términos justicia social, interes social, son siempre usados para engañar al desprevenido.

El 9 de noviembre de 1989, a las 18 horas, se inició una conferencia de prensa difundida en directo por la televisión estatal, presidida por Günter Schabowski, vocero del gobierno, para informar de las determinaciones tomadas el día anterior por el Comité Central del Partido Comunista de la Alemania oriental: “Pueden tener lugar salidas permanentes a través de todos los puestos fronterizos existentes entre la República Democrática Alemana y la República Federal o Berlín occidental”.

EL MURO DE BERLÍN HABÍA CAÍDO y el libre tránsito era reinstalado en Alemania. Hace de esto 24 años ya y poca gente sabe lo que significó. Tras una serie de consultas con sus superiores, poco después de las 21 horas comenzaron a abrirse las barreras, exigiendo a los que querían salir que entregaran sus documentos personales. Pero ya hacia las 22.30, ante la creciente presión, terminarían por capitular, abriendo de par en par las barreras. A partir de ese momento las puertas nunca más se cerrarían, al contrario, de uno y otro sector de la capital tradicional de Alemania afluiría la población para confraternizar en torno a este caído símbolo de la opresión comunista.

Se habían abierto definitivamente las puertas de esa gran cárcel que era la Alemania socialista y de la que decenas de miles de ciudadanos pugnaban por salir. Explotaban los anhelos de libertad del pueblo alemán, sojuzgado por un régimen totalitario, uno de cuyos instrumentos de opresión era la omnipresente policía política, la Stasi. Más todavía, la caída del Muro es el símbolo del derrumbe completo de los regímenes comunistas de Europa oriental. Lo más notable es que el imperio soviético, marcado desde el primer día por la violencia y en contra de lo que todo el mundo esperaba, no cayó como consecuencia de una revolución sangrienta ni menos en medio de un holocausto nuclear, sino que se disolvió de una manera que, a la distancia, parece casi irreal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: