EL OMEGA 3

Varios estudios con personas que consumen pescado al horno o a la parrilla, al menos una vez por semana mostraban que estos tienen mejor conservación de volumen de materia gris en áreas del cerebro en riesgo de la enfermedad de Alzheimer. Hace poco, se hizo Otro estudio, pero esta vez, en vez de preguntar que comía a la gente, se estimó la ingesta de omega3 con análisis de sangre de los participantes. Y el resultado fue que las personas con el más alto nivel promedio de omega-3 en sangre, tenían un promedio de 40 % menos de pequeñas lesiones cerebrales (infartos). Agreguemos que los Pequeños infartos cerebrales (lesiones) sólo pueden ser detectados por los escáneres cerebrales y se encuentran en un 20 % de los aparentemente saludables cerebros de personas mayores. 

Al igual que en los estudios de riesgo de ACV (accidente cerebrovascular) los resultados de beneficio de cerebros de las dietas ricas en peces, no se aplican al comer el pescado frito. Los Aceites de fritura estándar son muy altos en grasas omega-6, que compiten con los omega-3 y tienden a promover y mantener la inflamación, lo cual es un factor de riesgo importante para el ACV y la enfermedad cardíaca.

Los omega-3 vienen en dos formas básicas, con muy diferentes efectos en la salud: A) De cadena corta omega-3 ALA de los alimentos vegetales Y  De cadena larga omega-3 (EPA y DHA) a partir de aceite de pescado y marisco. El cuerpo sólo necesita EPA y DHA, que se puede hacer desde la planta de código ALA … pero sólo en pequeñas cantidades. Una porción de nuestro aceite de salmón o el aceite de krill al día se aproxima mucho a proporcionar el 500 mg al día de ácidos grasos omega-3 EPA + DHA aconsejado por los organismos oficiales. Sólo comer un poco de pescado o tomar una cápsula más, y te encontrarás con o supera este mínimo la ingesta diaria recomendada.

Los Pescados, mariscos, zooplancton (por ejemplo, el krill), algas y algunas plantas acuáticas (por ejemplo, las algas) son las únicas fuentes de alimentos de EPA y DHA. Esto explica que la EPA y el DHA son a veces llamados omega-3 “marinos”. Entre los alimentos marinos, los pescados grasos como el salmón, el atún, las sardinas, la caballa, el arenque, las anchoas y bacalao negro son las más ricas fuentes de EPA y DHA, con diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: