El envejecimiento

El envejecimiento aumenta exponencialmente el riesgo de contraer enfermedades del corazón, cáncer, aterosclerosis, osteoporosis, alzheimer, parkinson y diabetes. Nuestra probabilidad de morir por estas enfermedades es muy baja a los veinte años. Pero se va duplicando cada ocho o nueve años. A los 40 comienza a ser importante y empezamos a ver amigos y compañeros de clase con problemas. El riesgo se sigue duplicando implacablemente hasta que caemos también.

Los individuos mas longevos no son inmunes a estas enfermedades crónicas, pero ellos consiguen tenerlas más tarde en sus vidas. Así, si tienen cáncer, este progresa muy lentamente. Si somos capaces de retardar el envejecimiento un poco, esto puede postergar todas esas enfermedades y tendríamos un aumento en la esperanza de vida importante. En la búsqueda de ese objetivo se está tratando de hallar los génes de la longevidad y embotellar sus beneficios para todos.

Las distintas especies de animales envejecen a un ritmo diferente: ratones duran sanos unos 3 años, luego sucumben al cáncer, etc. Los perros duran sanos unos 10 años, los caballos cerca de 20, los chimpancés cerca de 30 años, el hombre unos 70. Ratas y ardillas son casi del mismo tamaño y sin embargo, las ratas viven 3 o 4 años, las ardillas hasta 20 años y las ratas topo desnudas viven hasta 30 años, permaneciendo saludables la mayor parte de ese tiempo: es claro que algún mecanismo genético determina la rapidez del envejecer.

El efecto de la restricción calórica sobre la salud y la longevidad se ha demostrado que son válidas para los roedores, la levadura, protozoos, moscas de la fruta, gusanos, arañas, monos y tal vez el hombre. En la explicación de como lograr simular la restricción calórica, lo que parece aumentar la esperanza de vida y la salud hay divergencias: a) se activa el sirtuin 1 con el resveratrol b) reducir la vía de señalización de la insulina/IGF, la que responde a la cantidad de comida: más comemos, más insulina secreta el cuerpo en respuesta. Hallamos también que un gen conocido como FOXO, está regulado por la vía de la insulina/IGF y esta presente en los longevos.

El investigador Aubrey de Grey, Director científico de la Fundación SENS dice que los científicos piensan en pequeño (saber como funciona el envejecimiento) en lugar de encontrar como limpiar la basura molecular creada por el tiempo y los procesos metabólicos normales. A medida que se envejece, la basura se acumula. Las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson son el resultado de la acumulación, en esta vista. Cuando este tratamiento esté disponible, “los adultos morirán sólo de las mismas causas que los jóvenes mueren de hoy”, dice.

Mientras tanto, aparecen distintos métodos para saber nuestras posibilidades de vida a futuro: el largo de los telómeros, la rápidez con que una persona camina (caminar requiere energía, control de movimiento y apoyo y exige a múltiples sistemas: incluye órganos, corazón, pulmones, circulatorio, nervioso y musculo-esquelético)

Pero revertir la vejez no es nada fácil: se intenta con el uso de la enzima telomerasa en ratones adultos, lo que parece detener, pero no revertir el proceso de envejecimiento. En humanos, un grupo de médicos comenzó a vender TA-65 (a partir de una hierba natural llamada astrágalo) para alargar los telómeros desde el año 2007 y la empresa informa que mejora el estado atlético, visual y la memoria.

Otro enfoque nos dice que la diabetes y la hipertensión arterial pueden manejarse a un nivel relativamente seguro, porque son enfermedades esencialmente estables, pero si no vencemos al cáncer moriremos a los mediados de los ochenta y piensan que al contrario, hay que extraer la telomerasa de cada célula del cuerpo y así evitariamos el cáncer, pero esto es peligroso pues células normales como la piel o el intestino, no podrían reproducirse y reponer tejido y la muerte llegaría en unos 10 años. Proponen aquí usar las células madres con telómeros largos para evitar esto y cuando ellas agoten sus telómeros, volver a ponerlas y así eliminar el cáncer y obtener células siempre jovenes. Geron trabaja en un inhibidor de la telomerasa, imetelstat que entra en fase II, que espera eliminar las células tumorales, dejando las sanas ileso.

De acuerdo con un nuevo punto de vista, algo provocativo, el envejecimiento en realidad es algo que nuestros cuerpos crean, un efecto mas secundario del sistema inflamatorio esencial que nos protege contra las enfermedades infecciosas. El pensar en el envejecimiento como una consecuencia de la inflamación, da una luz diferente, más esperanzadora: un solo anti-inflamatorio podría ser una panacea para tratar la diabetes, el cáncer de demencia, la enfermedad de corazón y nos permitiría vivir más tiempo. Una pista que une la inflamación con el envejecimiento se produjo en la década de 1990, cuando demostraron que la proteína C reactiva (PCR) inflamatoria, sirve para predecir los ataques de corazón, igual o mejor que la hipertensión o el colesterol alto y la aspirina, parece que funciona principalmente por reducir la inflamación.

EL ENVEJECIMIENTO FUE REVERTIDO EN RATONES: La eliminación de las células que mueren mantiene un ratón sano, rico y sabio. No es exactamente una fuente de la juventud, pero es un paso interesante en esa dirección: Darren Baker, de la Clínica Mayo y sus colegas han desarrollado una limpieza de basura celular en los ratones que retrasa sus problemas de salud motivados por la vejez. Al destruir selectivamente las células senescentes (viejas, como las que ya no crecen o no se dividen) Baker impidió la aparición de cataratas, el debilitamiento de los músculos y produjo la pérdida de grasa corporal. Incluso revirtió algunos de estos problemas en ratones de edad avanzada. Los animales no viven más tiempo, pero ganaron meses más saludables.

Si el mismo principio se aplica a los humanos, puede ser posible aumentar la vida útil de una persona. La investigación podría tener otros beneficios. Muchos tumores se originan de células senescentes. Atacar todas las células senescentes podría no ser deseable, sin embargo, ya dichas células ayudan en la reparación de heridas y la prevención de infecciones. Hay un largo camino por recorrer, pero después de 15 meses transcurridos, lo que equivale a la mitad de una vida humana, los ratones se siguen haciendo bien.

——————————–

PORQUE ENVEJECEMOS: responder la pregunta no es nada fácil, pero hay ciertos procesos identificados hace años, como causantes del envejecimiento humano. Hay 7 procesos que con el paso del tiempo, se van dañando y nos colocan en lo que conocemos como “estar envejecidos”. Los científicos ya pueden describir terapias potenciales que podrían abordar cada uno de estos procesos. Las herramientas básicas que se requieren para estas terapias, en muchos casos, ya se ha demostrado en el laboratorio o ensayos. He aquí su enumeración:

1) Algunos tejidos pierden células con la edad, como el corazón y las áreas del cerebro. Investigación con células madre y la medicina regenerativa ya están dando respuestas muy prometedoras para la degeneración y la pérdida de células.

2) Debemos eliminar los mecanismos relacionados con los telómeros que conducen al cáncer. De Grey sugiere modificar selectivamente los genes de elongación de los telómeros utilizando terapia génica dirigidas. Y usar células madre para continuar con la regeneración celular de los organos que lo precisen.

3) El ADN mitocondrial se encuentra fuera del núcleo celular y se acumula con la edad, daño que perjudica sus funciones críticas. De Grey sugiere el uso de la terapia génica para copiar el ADN mitocondrial en el núcleo celular. Otras estrategias para la manipulación y la reparación del ADN mitocondrial dañada in situ se demostró por vez primera en 2005.

4) Algunas de las proteínas fuera de las células, tales como las vitales para las paredes arteriales y elasticidad de la piel, se crean temprano en nuestra vida y nunca son reciclados o se recicla muy lentamente. Estas proteínas de larga vida son susceptibles a las reacciones químicas que degradan su eficacia. Los científicos pueden buscar enzimas adecuadas o compuestos para romper las proteínas problemáticas que el cuerpo no puede manejar.

5) Ciertas clases de células senescentes se acumulan en los lugares no deseados, tales como en las articulaciones. Se podría, en principio, utilizar terapias inmunológicas para adaptar nuestros sistemas inmunes para que destruya las células a medida que estén senescentes y así evitar posibles problemas conexos.

6) A medida que envejecemos, el material no deseado, conocido como amiloide, se acumula fuera de las células. Terapias inmunológicas (vacunas) se encuentran actualmente en fase de desarrollo para el Alzheimer, una enfermedad con placas amiloides prominentes, y esfuerzos similares podrían aplicarse a otras clases de chatarra extracelular.

7) Material de basura se acumula dentro de la no división de las células, alterando funciones y causando daños. La bioquímica de esta basura se conoce bastante bien, el problema radica en el desarrollo de una terapia para romper el material no deseado. De Grey sugiere la búsqueda de enzimas microbianas adecuados, no tóxicos, en las bacterias del suelo, que podrían ser introducidas con seguridad en las células humanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: