Envejecimiento: ¿ Qué esperar ?

Independientemente del tiempo que usted viva, los años le pasan factura a los órganos y sistemas del cuerpo. ¿Cómo y cuando? esto ocurre es único para usted, y dependerá de sus hábitos y genes. Algunos de los cambios típicos de esperar con la edad incluyen:

Sistema cardiovascular
Con el tiempo, el músculo del corazón se convierte en una bomba menos eficiente, trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre por el cuerpo. Además, los vasos sanguíneos se vuelven menos elásticos. Se endurecen los depósitos de grasa en las paredes de las arterias (aterosclerosis), se reduce la vía a través de los vasos. La pérdida de elasticidad, junto con la aterosclerosis, hace a las arterias más rígidas, lo que obliga al corazón a trabajar más duro para bombear la sangre. Esto puede causar elevación de su presión arterial (hipertensión).

Huesos, músculos y articulaciones
Sus huesos alcanzan su peso máximo entre los 25 y 35 años. A medida que envejece, disminuyen de tamaño y densidad. Una consecuencia es que se podría llegar a ser más cortos. La pérdida gradual de la densidad debilita los huesos y los hace más susceptibles a las fracturas. Músculos, tendones y articulaciones en general, pierden algo de fuerza y ​​flexibilidad a medida que ud. va envejeciendo.

Del sistema digestivo
Deglución y los movimientos que mueven los alimentos digeridos a través de sus intestinos es cada vez más lento a medida que envejece. La cantidad de superficie dentro de sus intestinos disminuye ligeramente. El flujo de las secreciones del estómago, el hígado, el páncreas y el intestino delgado puede disminuir. Estos cambios generalmente no interrumpen su proceso digestivo, pero pueden crear más el estreñimiento.

Riñones, la vejiga y el tracto urinario
Con la edad, los riñones son menos eficientes para eliminar los desechos de la sangre. Enfermedades crónicas, como diabetes o presión arterial alta, y algunos medicamentos pueden dañar los riñones más. Alrededor del 30 % de las personas mayores de 65 años experimentan una pérdida de control de la vejiga (incontinencia urinaria). La incontinencia puede ser causada por una serie de problemas de salud, como obesidad, estreñimiento frecuente y la tos crónica.

Las mujeres son más propensas que los hombres a la incontinencia. Si ya han pasado por la menopausia pueden experimentar la incontinencia de esfuerzo ya que los músculos alrededor de la abertura de la vejiga (los músculos del esfínter) pierden fuerza y ​​el cambio de vejiga es menos reflejos. Como los niveles del estrógeno declinan, el tejido que recubre el conducto por el cual pasa la orina (uretra) se hace más delgada. Los músculos de la pelvis se debilitan, y reducen el soporte de la vejiga.

En los hombres mayores, la incontinencia es causada por una próstata agrandada, lo cual puede bloquear la uretra. Esto hace que sea difícil de vaciar la vejiga y puede causar que pequeñas cantidades de orina se escape.

Cerebro y sistema nervioso
El número de células (neuronas) en el cerebro disminuye con la edad, y la memoria se vuelve menos eficiente. Idem ocurre y se agrava si es alcoholico, cocainomano, fuma marihuana, etc. Sin embargo, en algunas áreas de su cerebro, el número de conexiones entre las células aumenta, tal vez ayuda a compensar las neuronas del envejecimiento y mantener la función cerebral. Sus reflejos tienden a ser más lento. También tiende ud. a ser menos coordinado, en sus pensamientos.

Ojos
Con la edad, los ojos producen menos lágrimas, su retina adelgaza, y sus lentes gradualmente se vuelven amarillas y se vuelven menos claras. A los 40, enfocar objetos que están cerca puede ser más difícil y tambien el adaptarse a los diferentes niveles de luz. Otros cambios en sus lentes puede causar sensibilidad al deslumbramiento, que presenta problemas para conducir de noche. Cataratas, glaucoma y degeneración macular son los problemas más comunes de los ojos con el envejecimiento.

Orejas
La pérdida de audición es una de las condiciones más comunes que afectan a los adultos de mediana edad y mayores. Uno de cada tres personas mayores de 60 años y la mitad de todas las personas mayores de 85 años tienen una pérdida auditiva significativa. Con los años, los sonidos y el ruido puede dañar las células ciliadas del oído interno.

Además, las paredes de sus canales auditivos adelgazan, y se engrosa el tímpano. Usted puede tener dificultad para oír las frecuencias altas. Algunas personas no pueden seguir una conversación en una habitación llena de gente. Los cambios en el oído interno o en los nervios que se le atribuye, la acumulación de cera en los oídos y varias enfermedades pueden afectar su audición.

Dientes
¿ qué pasa con sus dientes y encías ? como respondan a la edad depende de lo bien que haya cuidado de ellos. Pero incluso si usted es meticuloso con cepillo e hilo dental, puede notar que su boca se seca y las encías se han retirado. Sus dientes pueden oscurecerse un poco y se vuelven más frágiles y fáciles de romper.

La mayoría de los adultos pueden mantener sus dientes naturales durante toda su vida. Pero con menos saliva para eliminar las bacterias, los dientes y las encías se vuelven un poco más vulnerables a las caries y a las infecciones. Si usted ha perdido la mayoría o todos sus dientes naturales, puede utilizar las prótesis o implantes dentales como reemplazo.

Algunos adultos mayores sufren de sequedad bucal (xerostomía), que puede conducir a la caries y las infecciones. La boca seca también puede hacer que hablar, tragar y degustación difícil. El cáncer oral es más común entre los adultos mayores. Su dentista chequeará el cáncer oral cuando vaya a limpiezas periódicas y revisiones.

La piel, uñas y cabello
Con la edad, la piel se adelgaza y se vuelve menos elástica y más frágil. Disminuye la producción de aceites naturales y esto hace que su piel sea más seca y arrugada. Manchas de la edad puede ocurrir, y marcas en la piel son comunes. Las uñas crecen a menor ritmo que antes. Su pelo se pone gris y delgado. Es probable que sude menos, y por esto,  es más difícil mantenerse fresco con el calor y eso le pone en mayor riesgo de agotamiento por calor y a los golpes de calor.

La rapidez con que envejece su piel depende de muchos factores. El factor más significativo es la exposición al sol en los últimos años. Mas sol mayor daño. Fumar agrega daño a la piel, como las arrugas. El cáncer de piel también es una preocupación a medida que envejece. Usted tiene una probabilidad de 40 % a 50 % de contraer cáncer de piel al menos una vez en el momento en que llegue a 65.

Sueño
Las necesidades de sueño tiene pocos cambios. Si Ud. necesita 6 horas de sueño cada noche, lo más probable es que usted siempre necesite 6 horas – más o menos 30 minutos. A medida que envejece, puede notar que duerme menos profundamente, lo que significa que tendrá que pasar más tiempo en la cama para obtener la misma cantidad de sueño. A los 75 años, algunas personas encuentran que pueden despertarse varias veces cada noche.

Gum Disease Quiz

Peso
A medida que envejece, mantener un peso saludable puede ser más difícil. Su metabolismo se desacelera en general, lo que significa que el cuerpo quema menos calorías. Calorías que se usaban para cubrir sus necesidades diarias de energía en lugar se almacenan como grasa. Su nivel de actividad puede disminuir, lo que resulta en el aumento de peso no deseado.

Sexualidad
Con la edad, las necesidades sexuales, los patrones y el rendimiento pueden cambiar. La Vagina de la mujer tiende a encogerse y estrecharse, y las paredes se vuelven menos elásticas. La sequedad vaginal es un problema. Esto puede hacer el sexo doloroso.

La impotencia se hace más común en los hombres a medida que envejecen. En el momento en que tiene 65 años, hasta uno de cada cuatro hombres tienen dificultad para lograr o mantener una erección. En otros casos, puede tomar más tiempo para conseguir una erección, y puede que no sea tan firme como solía ser.

¿Cuánto tiempo puede vivir?

El más largo período de la vida humana documentada es de 122 años. A pesar de una vida que siempre es poco frecuente, las mejoras en la medicina, la ciencia y la tecnología durante el siglo pasado han ayudado a más gente vive vidas más y más sano. Si nació en el año 1900 en los EE.UU., su esperanza de vida era de 50 años. Hoy en día es alrededor de 77. Si nació en 1950 debería vivir hasta el 2030.

La ciencia nos dice hoy que nunca es tarde para adoptar un estilo de vida sano. Por ejemplo, si usted deja de fumar ahora, el riesgo de enfermedades del corazón comienza a caer casi de inmediato. El estilo de vida sano puede mejorar la forma en que usted envejece. Comer una variedad de frutas y verduras y salir a caminar todos los días son maneras en que puede comenzar a prepararse ahora para más tarde.

PHOTO: Extreme exercisers work out for several hours a day in order to remain fit.

————————————–

Lo prioritario entonces es, para todos por igual: Hacer ejercicio físico desde la cuarta década en adelante. Algo simple como una 1 diaria quemando calorías de forma estructurada es el mejor remedio para disminuir la enorme tasa de enfermedades crónicas que vislumbran los expertos. Un trabajo esta misma semana publicado en la revista JAMA ha vuelto a refrendar la trascendencia de los hábitos de vida saludables.

En el mayor estudio de seguimiento poblacional que existe en el mundo (Nurses Health Study) se prueba que las probabilidades de sufrir un ataque cardiaco mortal disminuyen muy, pero que muy significativamente, cumpliendo muy pocos requisitos. Basta con no fumar, no estar obeso, tener un 40% de la dieta estilo mediterránea y hacer al menos 30 minutos al día de ejercicio.

Hay que hacer de la promoción de hábitos de vida saludables una cruzada de la misma intensidad a la hecha contra los cigarrillos. Si Ud. aprecia a alguién, su mejor aporte pasa por estas cosas. Si Ud. pasó los 40, debe reordenar sus prioridades de vida: primero esta cuidarse y luego viene todo el resto (amor, dinero, trabajo, etc.). NO SE CONFUNDA!

————————————–

“Vivimos un tiempo en el que sería óptimo ser inmortal”, dice el estadounidense Jonathan Winer, autor del libro “La extraña ciencia de la inmortalidad”, minucioso detalle de los avances hechos por la medicina en ese campo. El genetista inglés Aubrey de Grey reflexiona: en 1900, la expectativa de vida en los Estados Unidos era de 47 años y hoy es de 78. En un solo siglo, el XX, la ganancia fue de 30 años.
—————————————

Desde el punto puramente biológico existe un límite casi imposible de transponer, pero cuando se coloca en la ecuación la nanotecnología y la posibilidad real de transferir ciertos procesos bioquímicos del cuerpo humano hacia microscópicos dispositivos digitales implantables, aquella utopía se abre a fronteras hasta hace poco inimaginables.

—————————————

¿Qué es lo posible hoy?. Veamos: el único método comprobado que logra aumentar la expectativa de vida en los laboratorios: la restricción calórica, algo que consiste en comer menos. Animales de laboratorio sometidos a este método lograron vivir con salud hasta un tercio más. Los humanos que lo han puesto en práctica aseguran haberse librado de las enfermedades asociadas al envejecimiento.
———–
Hay quienes dicen estár logrando los mismos beneficios de la dieta hipocalórica sin sus inconvenientes. Dos de los principales exponentes de estas corrientes. Aubrey de Grey de 48 años quiere llegar a los mil años. “Tenemos un 50% de chances, con los avances que se están haciendo en torno a la degeneración de las células, de extender la vida humana hasta los 200 años antes del 2030-2040”. De Grey trabaja 16 horas por día, come poco y duerme menos aún. Según de Grey, “curar el envejecimiento” será tan simple, tecnológicamente hablando, como tratar una infección urinaria o una gripe.

¿Pero usted quiere ser inmortal? de Grey: No necesariamente. Lo que realmente deseo es no enfermarme. “Las ideas de De Grey son científicamente absurdas y peligrosamente irresponsables” opina, por su parte, el especialista en envejecimiento Tom Kirkwood, de la Universidad de Newcastle.

Bill Gates, el fundador de Microsoft, opina sobre Ray Kurzweil: “es la mejor persona que conozco en cuanto a la previsión del futuro de la inteligencia artificial”. Hace dos años Kurzweil fundó en Mountain View, California, la Universidad de la Singularidad y uno de sus principales financiadores es Google. Ray Kurzweil quiere llegar vivo y sano al 2045, pero para ese entonces, él tendrá 97 años, y por eso está obsesionado por la salud.

——————-

Sigue una rutina intensa: desayuna cereales endulzados con stevia. Almuerzo y cena: proteínas con té verde (ocho copas diarias). Todo acompañado por un vaso de vino tinto por día, garantía de consumo de resveratrol. Se hace chequeos médicos periódicos y aplicaciones intravenosas. “En los últimos 20 años envejecí dos”, dice. Para reducir el colesterol y las grasas toma fosfatidilcolina. Para reponer energía, ubiquinol. La lista es inmensa, cerca de 230 cápsulas por día.

Cree que en breve podremos reescribir secuencias genéticas completas y sintetizar moléculas artificialmente tal y como reprogramamos una computadora doméstica. Sus predicciones acertaron con la victoria de Deep Blue sobre el campeon mundial de ajedrez Garry Kasparov y la caída de la URSS. ¿Acertará esta vez?

—————————————-

ichimp.JPG

Nuestra esperanza de vida es relativamente larga en el reino animal. No podemos quejarnos de vivir entre setenta y ochenta años; después de todo superamos con creces la esperanza de vida de nuestros parientes más cercanos, los chimpancés, quienes viven no más de 50 años.

¿Pero por qué teniendo un 98% de correspondencia genética logramos los seres humanos vivir veinte o treinta años más que ellos? Aparentemente, la respuesta vuelve a estar en los genes según Caleb Finch, profesor de gerontología de la USC Davis School, quien publica en PNAS algunas interesantes conclusiones.

Finch atribuye nuestra larga esperanza de vida a la evolución de nuestros genes, la cual nos ha permitido adaptarnos a una dieta riesgosa de carnes crudas infectadas, proveyendo a nuestro organismo la capacidad de responder a infecciones o inflamaciones, al contrario de lo que ocurre con los chimpancés.

El gen es el ApoE3, único en seres humanos y toda una ventaja adaptativa. Su presencia regula los niveles de colesterol producidos por la grasa de la carne que comemos, y además regula la respuesta a la inflamación y otras enfermedades comunes asociadas al envejecimiento.

Finch sostiene que la expresión del ApoE4 es el resultado de una evolución genética que se tornó favorable hacia los seres humanos. Por ello podemos comer bastante carne, enterándonos de sus problemas recién cuando ya estamos en la tercera edad.

Haciendo un resumen: Los materiales de los que estamos hechos las personas -proteínas, ADN, grasas, azúcares- son los mismos en un búho, que puede vivir hasta 65 años, en un mono (50 años), un león (40), un delfín (30), un caracol (15), un ratón (4) o una mosca, que se muere de vieja a las seis semanas de nacer. También son los mismos en una ostra de 100 años y en una tortuga de 200.

————————————–

La longevidad es un producto de la evolución, no de la fatalidad. Estan los estudios dedicados a obtener los beneficios de la restricción calórica: el componente beneficioso del vino tinto -el resveratrol- es un activador natural de las sirtuinas y ha inspirado una nueva generación de moléculas hasta mil veces más potentes que el compuesto original, algunas ya en ensayos clínicos de fase 2. Se llaman “activadores de las sirtuinas”.

————————————-

Reducir la ingesta de comida en un 30% o 40% prolonga la vida de las levaduras, los gusanos, las moscas, las ratas, los ratones y los perros. Y también previene de las dolencias propias de la edad avanzada en todas las especies, como las enfermedades neurodegenerativas, el cáncer y la diabetes, que a su vez es la principal causa del daño vascular y el infarto. La restricción calórica está comprobada en muchas especies, y hay ciertos indicios en humanos. Hay otros dietas que , al menos en ratones, parecen tener eficacia parecida: como el ayuno intermitente, es decir, comer un día sí y otro no.

———————————–

Otros estudian el gene foxo. Uno de los genes del envejecimiento mejor conocidos en todo el reino animal se llama FOXO, y también es el principal determinante genético de la longevidad humana. Una variación en el gen FOXO3A tiene un efecto positivo en la expectativa de vida de los humanos, siendo mucho más frecuente en personas centenarias, aparentemente sin importar la etnia de los sujetos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: