Bush admite Torturar “para salvar vidas”

El libro, Decision Points o Puntos de decisión, ofrece momentos claves de la presidencia de Bush (6 jul 1946), quién fuera gobernador de Texas, y que culminó en 2009 dos mandatos como presidente de Estados Unidos. Dejó la Casa Blanca con uno de los niveles de aprobación más bajos de la historia y su legado está marcado por las impopulares guerras de Irak y Afganistán, tuvo a la cácel de Guantánamo en Cuba como centro de detención por fuera del sistema legal en el que se torturaba, así como el inicio de la crisis económica causadas por las hipotecas subprime.

El ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush (64 años), afirma en su autobiografía publicada que usó la tortura de submarino (waterboarding en inglés y clasificado como tortura en muchos países) para obtener información de presuntos terroristas, dandole asi un duro y rotundo golpe a las democracias del mundo.

EE.UU. y el resto de las democracias republicanas, han perdido con este reconocimiento de haber aplicado tortura, toda la aprobación y la honorabilidad en lo actuado respecto al terrorismo.

Libro memorias de Bush
Bush repasa en sus memorias 14 decisiones difíciles en su mandato.
Esta tortura que simula ahogar a la persona sirvió para obtener información sobre planes de atacar el aeropuerto de Heathrow y el distrito financiero de Canary Wharf en la capital británica. “Tres personas fueron torturadas con la técnica de tortura y creo que esa decisión sirvió para salvar vidas”, señaló en una entrevista al periódico The Times.

Las autoridades británicas, con buen criterio, dijeron que no había evidencia para apoyar las reclamaciones de George Bush, de que la tortura haya salvado vidas británicas por frustrar ataques contra el aeropuerto de Heathrow y Canary Wharf.

Bush autorizó el uso del tormento  para extraer información de Khalid Sheikh Mohammed, señalado como el autor intelectual de los ataques de al-Qaeda del 11 de septiembre de 2001, en Nueva York.”Con toda la razón (lo que hicimos), bien hecho”, afirmó Bush en referencia a este hecho.

El gobierno británico y muchos otros han rechazado desde hace tiempo el uso de técnicas como el tormento del submarino para extraer información, ya que las consideran una forma de tortura. Incluso Barack Obama lo calificó de “tortura” e hizo público una serie de comunicados internos del gobierno de Bush que revelaban el uso de otras técnicas con los detenidos, como golpearlos contra paredes y mantenerlos desnudos y con frío por largos períodos de tiempo.

“No me importa lo que la gente opine de mi en Inglaterra, ya no tiene importancia. Y, francamente, tampoco la tuvo entonces”, añade Bush. Es bastante sorprendente que en la primera potencia del mundo, modelo de democracia mundial, un presidente y sus multiples asesores, puedan haber mostrado tal desconocimiento de los valores democraticos y de sentido común en temas tan delicados como el terrorismo.

“Nadie se impresionó y se molestó tanto como yo cuando no encontramos las armas”, escribió, refiriendose a Irak. Sin embargo, en una entrevista con la cadena NBC, al preguntarsele si pediría disculpas a su pueblo por esa falla, afirmó “pedir disculpas sería admitir que la decisión fue equivocada y no creo que fuera así”…Añadió que incluso Estados Unidos está mejor sin Hussein y sin sus intentos por desarrollar armas químicas y biológicas.

Ud. ¿qué opina sobre torturar a extremistas para obtener información ? ¿lo considera una técnica válida?. Personalmente creo que es un error: enfrentar una violencia irracional, como es el extremismo terrorista, con otra violencia irracional, como lo es torturar para obtener infomación, es una falacia disfrazada de racional. Me recuerda a la otra falacia argumental que justifica atropellar los derechos individuales para defender el derechos de todos.

El gobierno británico siempre se ha declarado opuesto a la tortura. En julio 2010, el primer ministro David Cameron anunció una investigación dirigida por un juez sobre las denuncias de que los servicios de seguridad británicos fueron cómplices de torturas que sufrieron presuntos extremistas violentos en el extranjero tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

“Cuanto más tiempo continúen sin respuesta estas preguntas, mayor la mancha en nuestra reputación de país que cree en la libertad, en la justicia y en los derechos humanos”, dijo el 1º ministro. En febrero, un tribunal británico divulgó documentos secretos que mostraban que Binyam Mohamed, residente legal en Gran Bretaña, sufrió un trato “cruel, inhumano y degradante” durante los interrogatorios a los que fue sometido por agentes estadounidenses.

La información fue hecha pública pese a las advertencias del gobierno de que este tipo de divulgaciones podrían dañar la relación con Estados Unidos y hacer que este país dejara de compartir inteligencia.

Hoy el gobierno británico anunció que llegó a un acuerdo para indemnizar a 16 ex reos de la cárcel estadounidense de Guantánamo que acusaron a agentes británicos de complicidad en torturas que sufrieron (http://www.ambito.com/noticia.asp?id=553974)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: